Les Topitos

Aquellos que murieron por la vida no deberían llamarse muertos. Aquellos que son eternos no dejan de hablarnos nunca.

Aquellos que murieron por la vida no deberían llamarse muertos. Aquellos que son eternos no dejan de hablarnos nunca.

Compartí tu aprecio

Deja un comentario