2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Es una columna que refleja lo desopilante de lo absurdo , de lo inverosímil.
    Se llevó a la sociedad , comunicacionalmente , a la aceptación tacita de la desvergüenza en grado sumo . El desparpajo de la derecha no tiene nombre.
    Y efectivamente sus empleados políticos no pueden hacer campaña reivindicando nada positivo. Todo quedó a la vista. Pero lo de esta gentuza es el caradurismo al extremo.
    A la dirigencia y militancia de nuestro espacio sólo le queda el boca a boca, a sabiendas que estúpidamente se claudico en tener una poderosa fuerza cinunucacional . No se la tuvo , para debilitar al kirchnerismo, y así ganar espacio la onda híbrida que caracteriza a este gobierno.
    Es una pena porque estamos rifando un poder de fuego que nos hace mucha falta .