Ahora que paguen

Columna de Sandra Russo en #CaballeroDeDía, de 10 a 12 por #La990.

Un comentario

  1. Es una columna que se inscribe en la ignominia de todo lo relacionado con la causa Memorando con Irán.
    Es indignante cuando las buenas intenciones tropiezan con la miserabilidad de quienes permanentemente elucubran en las sombras; en este caso con inplicancias geopoliticas mundiales.
    Creo , honestamente , que es mejor no mover un dedo cuando en algo están involucrados los norteamericanos y los israelitas . Todo lo que tiene que ver con ellos tiene siempre tufillo a cosa turbia .
    Cristina buscó una solución honesta, y le pagaron muy mal . Timerman fue arrastrado en esa bajeza .
    Es imperioso terminar con los diversos sótanos de la democracia y vida argentina , altamente nocivos. Específicamente me refiero a la malsana influencia de la DAIA , personeros de la colectividad judía de derecha y » periodistas » de esta colectividad, mercenarios de derecha , que abiertamente trabajan para los intereses del Estado de Israel . Su misión es enloquecer a la sociedad con sus discursos de odio .
    Que esta causa se haya producido revela el estado terminal del poder judicial porteño . No tienen empacho alguno en dar cabida a toda clase de tropelías jurídicas. Debe terminarse .
    En lo que respecta a que muchos del frente gobernante formaban parte de la murga que marchó por el atorrante de Nisman , la vida se encarga de ponerlos en su lugar . Son patéticos, porque son perdedores y perdedoras . Cristina los y las cago. Les presto los votos de quienes participamos en este Muro , para que puedan paladear lo que es gobernar. Ya sabemos que les está quedando muy grande .
    Es imprescindible terminar de cuajo con el estado de indefension en que se encuentran las personas honorables de este país , por estar en manos de fascinerosos y fascinerosas que no tienen honor .
    Magnetto , Macri y Lorenzetti son el Mal .
    El poder judicial debe depender íntegramente del Poder Popular , previa reforma constitucional .

Deja un comentario