Categorías
Economía

Y apareció Guzmán

Quien sea que haya sido que lo conocía, no guardó el secreto mucho tiempo. Hace mucho tiempo seguramente era un estudiante prometedor. Recién va por los 37. Pero ya está decantado, como a
lo largo de la historia muchos jóvenes como él o más jóvenes aún tomaron en sus manos enormes empresas colectivas. Guzmán habla casi en cámara lenta, haciéndose entender, en un tono seguro
y amable, pero el contenido de lo que dice y también su voz y su actitud corporal minimalista, de leve acercamiento al micrófono o desdibujamiento de la media sonrisa, es firme. Claro y firme,
como él debe estar viendo su plan. Tal como explicó el miércoles en Diputados, tiene un plan pero las circunstancias complejísimas de la deuda contraída por los cara de piedra, requiere dejar abiertas ventanas flexibles para ir nadando junto con las oleadas que vaya levantando la reestructuración de la deuda argentina