No maten más

La fragilidad psíquica de los femicidas, y el mandato de la posesión

Un comentario

  1. Es un tópico lacerante , cadente , que ocupa y preocupa .
    El aporte de Sandra Russo es altamente significativo , porque explica vastamente el por qué de este flagelo .
    Los hombres padecemos una malformación cultural, sobre la cual se asentaron las bases de este mundo violento , donde justamente los grupos vulnerables son víctimas.
    El stress de la vida , fomentado en grado sumo por los medios y sectores de la economía , alteran la psiquis de las personas , quienes viven en continuo estado de tensión .
    Esa fricción , causada por la tensión constante , hace que los hombres se exasperen fuertemente con las mujeres , lo que es exacerbado por la compulsión sexual de estos tiempos . Antes veíamos porno en revistas clandestinas ; ahora vemos porno en el celular .
    Toda esa perversión que tenemos en la mente , más el stres de la vida , desata el vendaval de odio en los hombres .
    No justifico , describo .
    La mujer defiende su libertad , su derecho a la autodeterminación ; en definitiva , su camino a la felicidad . El hombre rechaza categóricamente esto , porque afecta su dominio y la cosificación que hace de la mujer .
    Hay que actuar drásticamente , y erradicar por completo esta sangría demencial .

Deja un comentario