Categorías
Política internacional

Cuba es el ejemplo de lo que son esos valores que el mundo perdió

Siempre estás. Desde que tuve conciencia más o menos imprecisa de lo que está bien y lo que está mal, siempre estás. Durante mi adolescencia, te imaginaba. Yo era una piba que crecía en una dictadura feroz y no entendía nada de política, pero sabía perfectamente, con una certeza tajante, que vos estabas bien, Cuba.

Y muy, muy poco después ya entendía más, y vino el 83 y te conocí. Desesperaba por experimentarte, por olerte, por abrir el pecho como nunca antes, quería saber el gusto de tu café y babearme en la blandura de tus aguacates.

Siempre estuviste colocada en el lugar de lo extraordinario, de lo que alguna vez venció lo invencible desde su pequeñez y su fe.

Hay miles de motivos para amarte. Quien ha escuchado reír a tu pueblo, piensa que cómo no van a perdonarlos los muertos de esa felicidad. Si lucharon y se ofrecieron para que tantas generaciones de cubanos hayan vivido y vivan sus vidas con la alegría de las necesidades básicas satisfechas, y el conocimiento a su
disposición.

Hoy veo tus médicos llegando a Italia y escucho los aplausos que los reciben. Tu medicina fue clave en la meseta que logró China. Tus médicos siempre están donde se los necesita. En paz, en guerra, en pandemia. Cuba, mi amada isla orgullosa, quería decirte hoy, que todos tenemos miedo, que el amor que te tenemos es porque desde hace más de medio siglo sos la gema que se refleja en los arroyos tranquilos del alma. Mientras afuera ruge el mal.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
Telegram