3 comentarios

  1. La columnista tiene la notable intuición y capacidad para determinar claramente cuando hay que instalar y continuar un tema . Ve lo que las y los demás no alcanzamos a dimensionar acabadamente , porque a veces no le damos a una cuestión toda la importancia que reviste .
    Es lo que sucede, por ejemplo , con esto de lxs terraplanistas , negacionistas, antivacunas y » la mar en ciche » .
    Por lo general no le » damos pelota » a esta gente , por lo grotesca ; pero la columnista nos advierte que esa subestimación puede ser un craso error de nuestra parte .
    Esta gentuza que tenemos » de punta » genera , deliberadamente, un dislate continuo . Como saben que cuentan con el » patrocinio » de sus empleadores mediáticos, y con la impunidad del judicial, actúan despreocupadamente . Es un » acting » que hacen . No comen vidrio .
    Ahora , tienen un problema. Lo que hacen y dicen no les sale gratis . Al vivir una duplicidad interna , inevitablemente enferman sus psiquis y emociones. Miremos el caso de Estebsn Bullrich: dijo cuanta gansada se le ocurrió. Ahora tiene esclerosis múltiple. Una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, que es incurable .
    Lo mismo acontece con integrantes del gabinete de Larreta . Niegan la alta incidencia del virus , y ahora tiene a tres internados por Covid . O sea , todo se le termina volviendo en contra .
    Nos exasperan con sus estupideces. Hay que medirlos . No descuidarlos .
    Muy bien la columnista al ubicarlos en su justa dimensión.

  2. El terraplanismo es otra forma mas de ataque de las clases sociales altas para con la población…
    Durante siglos en occidente eso fue la iglesia católica … el terraplanismo no es otra cosa que la versión moderna de eso … todo se trata de vaciar de contenido, de razon y sentido cualquier discusión y mientras tanto los poderosos se siguen adueñando mas y mas de todos los recursos del planeta mientras la gente sigue discutiendo estupideces.

  3. si se me permitiera tejer con mis ideas caminos de aproximación distintos al nudo del asunto, me atrevería a decir que puedo dar prueba cierta que en parte esa potencia que obtiene esa derecha que retrasa, se basan en nociones y conocimientos que los progresistas no han logrado hacer suyas, por exceso de dogmatismo. Y decir que a mi manera de ver hubo exceso de dogmatismo, no es en absoluto una crítica negativa. Es a mi manera de ver, una respuesta natural de aquel que necesitó parapetarse en determinadas circunstancias para no perderse en el laberinto de estrategias en que se apoya el neoliberalismo para posibilitar su propia existencia. Su sentido de ser. es decir, un sistema que permita colocar a las corporativas en el centro del universo económico. De no haber tenido tanto prejuicio, algunos, con lo de los conspiranoicos y con los aspirantes a gurues en neurociencias, que pareciera solo afilan herramientas adaptativas, muchos comprenderían de dónde viene lo del nuevo orden mundial e incluso dónde los que iniciaran el plan galaxia renunciara a el por antinatura evidente, pero los buitres tomaron la herramienta para poseer las llaves del territorio.. Esa entre otras tantas. A veces vale una descripción desde un lugar poco frecuente y el entendimiento se transmite. Es conradictorio que habiendo mostrado los asesores presidenciales, un nivel de análisis que atrás dejaron aquellos chip de supuesta lógica que comenzara a Inocular Neustard y ver la impecabilidad lógica hoy de los mismo, en comparativa por ejemplo al primer congreso de sida, da para la pregunta cómo no hay algún psicólogo o psiquiatra que no baje a Manes del cable de las vanidades. ¿No vamos a hablar, para entender lo de las potencialidades de la inteligencia qué sucedió en Inglaterra en el año 80 cuando se alteraron las tabla de diagnóstico del espectro autista???. De verdad, a veces cuando se habla de neurociencias o marketing aun se percibe el daño de la alteración del orden de las bibliotecas en los 70. Esas herramientas están sobre la tierra para que desarrollemos a nuestra Argentina de la manera más virtuosa.

Deja un comentario