¡Hablen!

El lunes en el TOF 2, el fiscal Luciani leerá sus pedidos de condenas. La gravedad de la situación, que implica a otros aprietes destinados a destruir el campo popular, requiere que las más altas figuras del gobierno dejen de mirar para otro lado. Nota de Sandra Russo.

El lunes, cuando esa viscosidad llamada Luciani lea las condenas que pedirá para Cristina y otros, espero que al menos el FdT de abajo para arriba y de arriba para abajo, tomen una posición explícita sobre esta afrenta judicial a la democracia y este ataque inconcebible al pueblo peronista y muchos más sectores. Los agredidos son millones de hombres y mujeres que sienten violentados por el lawfare de Comodoro Py y todos los demás, porque hay en todo el país. 

Es inentendible que un gobierno que existe gracias a ella tenga una superestructura que hace silencio. 

No es contra Cristina. Es contra nosotros. Se extiende a sindicatos, organizaciones sociales y periodistas. La denuncia penal a Roberto Navarro por parte de periodistas es un hito en el cinismo y la tropelía en la que vivimos. La persecución puede ser contra cualquiera que moleste, en cualquier dimensión, nacional, provincial, municipal. Nos están cercando tan obvia y descaradamente que es necesario que la primera línea del gobierno plantee la gravedad de la situación al pueblo y deje de hacer mutis.

Por decoro. Por supervivencia. Por la lógica de la representación. Por decencia. Estamos en peligro y ahora la acorralan a ella en una causa de todo por 2 pesos. Una vez más, como otras veces, esperamos que reaccionen antes de que se corten los lazos entre ustedes y nosotros.

Compartí tu aprecio

2 comentarios

  1. La historia de las resistencias populares ha sido siempre la misma: sufrir, luchar en inferioridad de condiciones, conseguir una cuota de poder, ser traicionadas por sus cúpulas, sufrir, luchar… y repetir el ciclo que en algunos países se interrumpe cuando la dirigencia empoderada es consecuente con la lucha de sus bases. Cito a Bolivia, a Cuba, a Venezuela.
    Acá deberemos reiniciar la lucha en las calles que costará seguramente muchas valiosas vidas de compañeros y compañeras con la esperanza de que no nos vuelvan a traicionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.