Categorías
Lecturas

El Pichu

 El 11 de octubre de l978, pasado el mediodía, en una acción conjunta del Batallón 601 del Ejército, Gendarmería y Policía Federal,  el domicilio de la calle Belén al 300, en el barrio de Floresta, fue espectacularmente rodeado y atacado. Allí vivían, entre otros, los militantes montoneros Carlos Guillermo Fassano y Lucila Révora, que estaba embarazada de ocho meses. En la casa también estaba el hijo que Lucila había tenido con Enrique de Pedro, secuestrado y asesinado el 21 de abril del año anterior. El hijo de Lucila era Eduardo de Pedro, Wado, que tenía menos de dos años ese mediodía. 

   Probablemente su tartamudeo, que ya va superando aunque le cuesta, lo volvió a Wado un hombre de pocas palabras

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
Telegram