Categorías
Mi Archivo de Notas

La celulitis

–Me llegó la hora.
–De qué.
–De la celulitis.
–Qué, ¿todavía no tenías?
–No.
–¿Todavía no tenías celulitis?
–No. Pero ahora sí. Me fui a comprar un jean y me la vi en el probador.
–¿Estás segura? Mirá que los espejos de los probadores son truchos.
–Pero te hacen más flaca, no más gorda.
–Por ahí ése estaba fallado.
–No. Me volví a mirar recién en casa. Tengo, nomás.
–Bueno, todas tenemos. Tenés que empezar la lucha. Yo la empecé hace cinco años.
–¿Con qué la combatís?
–Ah, mirá, usé de todo. Primero con cremas. Hay unas francesas que tienen granulitos. Te tenés que frotar veinte minutos dos veces por día.
–¿Dan resultado?
–¡¡Noooooo!!
–¿Y qué más hiciste?
–Fui a un instituto de estética a que me hicieran masajes con aceites vegetales puros.
–¿Sirvió?
–¡¡Noooooo!!
–¿Y qué más?
–Fui a un acupunturista.
–¿Tampoco?
–¡Claro!
–¿Y qué otra cosa?
–Fui a otro instituto a hacer un tratamiento de rayos láser.
–Nada.
–Nada de nada.
–¿Y cómo lo resolviste?
–¿Y quién te dijo que lo resolví?
–¿Y entonces qué hago?
–Resignate. A la celulitis no hay con qué darle…
–Entonces qué me decís que hay que luchar, si vos ya tiraste la toalla.
–No, nena, ¿vos te creés que resignarse es fácil? La lucha es para resignarse.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
[Continuar leyendo...] La celulitis.&url=https://dejamelopensar.com.ar/2003/08/01/la-celulitis/" target="_blank" rel="noopener" aria-label="Compartir en Telegram" onclick="gtag('event', 'te', {'event_category': 'La celulitis', 'event_label': 'share-te', 'value': '1'});">
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *