Categorías
Mi Archivo de Notas

La chica de ruedas

Sólida, habladora, carismática, activa y encaradora, la segunda de Macri en la fórmula porteña parece haber sido la gran palanca que movió el voto. Con una historia personal donde se mezcla la devoción católica con la capacidad de remontar momentos más que difíciles, su capacidad es innegable. El quiebre, no sorprende, es la parte ideológica.

Podría decirse, después de estar un par de horas leyendo la historia de vida y las definiciones de Gabriela Michetti, que cuando Mauricio Macri inventó el PRO, con sus famosos “equipos técnicos” de trabajo, puso una ficha en el casillero correcto. Puede haberlo hecho incluso sin conciencia de que esa ficha iba a empujar otra y ésta a otra, en un movimiento dominó que culminaría el día en el que una funcionaria técnica de la Cancillería se acercó a ese partido nuevo, y compró. Michetti, que admite entre risas que la llaman “la chica de ruedas” y puede dar cátedra acerca de lo que implica aceptar una realidad adversa y hacer algo nuevo con ella, concentra en su imagen y en su discurso todo lo que Macri debe haber soñado alguna vez, incluso sin ser consciente de soñarlo: Michetti es una líder carismática a quien es inútil y eventualmente injusto disimularle la estatura. Viene de fábrica con la obsesión de ser la mejor en todo, un accidente terrible no hizo más que regar aquella obsesión, y ella no perdió un minuto desde entonces. Michetti no toma aliento: no puede parar de ir por más.

En Laprida, el pueblo donde creció y donde también, años más tarde, se accidentó, su padre “era el médico más prestigioso”. Su madre, “la esposa del médico, divina, un amor”, y ella, la abanderada. Su CV indica que se recibió de Licenciada en Relaciones Internacionales en la Universidad del Salvador, y que siempre le sobró paño para manejarse en escenarios en los que había que tener no sólo inteligencia sino también una formación concreta y sólida. Si de solidez se trata, Michetti es una roca. Y tal vez ése sea el mayor atractivo de su magnetismo, en estos tiempos en los que están tan en boga los conceptos de sólido y líquido para discriminar entre tendencias y fenómenos: Michetti es un cóctel de significados tan intensos, dueña de una personalidad tan evidentemente sólida, que encandila a un electorado líquido que si no fuera por ella no tendría dónde anclar sus expectativas. Es ella, al lado de él, la que tranquiliza a parte de ese electorado. Es ella, con su prueba superada de la silla de ruedas, la que habla hasta por los codos y dice lo que los suyos esperan escuchar, la que construye espacio político. Y la que deja dudas sobre qué hará con ese espacio, porque habría que ver qué pensaría su maestro, Carlos Auyero, de tantos dones al servicio de un proyecto liderado por Macri.

De familia católica y ella misma católica practicante, se entienden los puntos en común que tiene Michetti con Elisa Carrió: además del amor a Dios, las une el recelo a los Kirchner. Como Carrió, Michetti detesta “la agresividad” no sólo de este gobierno, sino de “los políticos en general”. El “no responder a los agravios” de Macri debe haber sido un consejo de Michetti, quien por otra parte ha reconocido públicamente que “a Mauricio le cuesta expresarse”. Es interesante observar en este punto a qué le llama Michetti “agresividad”, y preguntarse si su ambición no le ha hecho dejar en suspenso algunos de los postulados de su vieja militancia democristiana. Por ejemplo, cuando se le pregunta por los negocios de Franco Macri, y ella contesta: “Lo que tengo es lo que Mauricio siente por él, evidentemente lo quiere mucho a su padre, y las consideraciones que él hace respecto de que su padre ha sido un empresario a quien injustamente no se le han valorado muchísimas cosas buenas, como la generación de empleo y el tipo de trato de los recursos humanos, cosas que mucha gente reconoce dentro del ambiente industrial. También esa sensación de una persona controvertida a partir de las vinculaciones con el Estado, que no necesariamente tienen que ser malas, porque el Estado necesita hacer licitaciones y necesita de los empresarios”. Bien: en afirmaciones como ésta, lo sólido se derrite, la ideología aparece, el rigor se ablanda, la chica de ruedas con currículum de lujo se permite las simplificaciones más burdas y deja entrever que hay gente que no puede parar de ir por más, como sea.

No descarta ser candidata a presidenta en el 2011, y tal vez lo sea. ¿Por qué no? Nada queda fuera del alcance de esta mujer a quien cuesta mucho, demasiado, imaginársela sin respuestas, sin optimismo, sin garra. Las pezuñas las empezó a exhibir públicamente cuando comandó la maniobra política para dejar fuera de juego a Aníbal Ibarra, por quien siente una vieja aversión. Como su amiga Carrió, Michetti también habla de amor y buena onda pero hay ocasiones en las que pierde los estribos y le asoma una bilis ácida, una vocación de aplastamiento.

“En verdad, yo no siento que me tenga que definir así por donde en el imaginario, la centroizquierda es la dueña exclusiva de la sensibilidad, los derechos humanos y la gente pobre, y la derecha es el orden, la eficiencia”, ha dicho. De hecho, el PRO quiso hacerse “dueño” de la gente pobre en el lanzamiento de campaña y salió mal. Pero los desalientos Michetti los combate con fe, y su asesor espiritual es nada menos que el cardenal Jorge Bergoglio, a quien ve “bastante habitualmente, cuando necesito conversar con alguien que me imparta sabiduría”. Se siente afortunada, Michetti, de tener el “honor espectacular” de que Bergoglio le conceda entrevistas cada vez que ella lo necesita. “Me encantaría verlo más seguido, pero tampoco lo quiero molestar tanto”, dice.

Cuando se accidentó, y su papá fue a verla a la clínica donde la habían llevado, ella cuenta que le dijo: “No te preocupes, voy a ser feliz igual en silla de ruedas”. De hecho, en una de las páginas del sitio web del PRO hay un artículo titulado: “Me dolió más mi divorcio que el accidente”. Es que Michetti pertenece, a diferencia de Mauricio (¡y ni hablar de Franco!), a esa clase media católica que se casa para toda la vida, pase lo que pase, haya o no consenso. Mantener a flote un matrimonio depende de dos personas, no de una sola. Pero de una sola persona sí depende revertir una desgracia personal e imprimirle a una silla de ruedas un lustre supersónico, biónico y pro.

Cuando llegó a la política, Michetti, después de nueve años de rehabilitación, la abandonó. Eran pocos los progresos y demasiado el esfuerzo, ha explicado. Y la verdad, Michetti descubrió otra forma de avanzar, para la cual su silla de ruedas no es un impedimento. Ella tiene su dream team y es un frente con López Murphy, Carrió y Lavagna. Dice que hoy votaría por Carrió, claro. Sueña con ser la artífice de ese acercamiento. Políticamente correcta, dueña de un poder de seducción nuevo a los ojos masivos, Michetti en las entrevistas y personalmente es esa buena mina de la que todas nos haríamos amigas. Irradia una fuerza de voluntad de un voltaje increíble, y podría ser coronada ya mismo Reina de la Antiautocompasión. Pero ideológicamente, porque mal que les pese a los del PRO todavía somos muchos los que pensamos el mundo en términos ideológicos, y creemos que las ideologías son las que desde el principio de la historia han sido la vara que dividió muy pocos bienes entre muchísimas personas, haciendo de algunas de ellas seres humanos y de otro montón pura basura, Michetti es líquida. Hace agua cuando, por ejemplo, dice que “en la Argentina de hoy, para construir se necesita tener un gobierno para generar gestión concreta”. Como si existiera alguna gestión concreta abstracta, cuyo resultado no sea un costo o un beneficio. Como si se pudiera estar de los dos lados. Ahí la sólida Michetti hace glu.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
[Continuar leyendo...] La chica de ruedas.&url=https://dejamelopensar.com.ar/2007/06/25/la-chica-de-ruedas/" target="_blank" rel="noopener" aria-label="Compartir en Telegram" onclick="gtag('event', 'te', {'event_category': 'La chica de ruedas', 'event_label': 'share-te', 'value': '1'});">
Telegram

23 respuestas a «La chica de ruedas»

EXCELENTE NOTA. MUCHAS GRACIAS ! DESDE UN PRINCIPIO ALGO «NO ME CERRABA» EN ESTA CANDIDATA….PERO ES DE NATURALEZA HUMANA SENTIR CULPA AL CRITICAR ALGUIEN EN SILLA DE RUEDAS. CUANDO LA ESCUCHÉ HABLAR SOBRE EL ABORTO ME SORPRENDÍ LO RETROGRADA

Resulta gracioso el esfuerzo de la autora por disimular la bronca que le produce no encontrar demasiadas grietas ni en la historia ni en la conducta de Michetti por las cuales inocular un poquitito del veneno que deja la derrota. La acusa así de católica, de querer casarse para toda la vida, de haber sido abanderada y de charlar demasiado con Bergoglio. Es patético también el agravio vedado que se oculta en la frase en la cual afirma que exhibió las » pezuñas» cuando se peleó con Ibarra. Da tranquilidad saber que la Chica de las Ruedas es incapaz de replicar a Sandra afirmando que su nota fue escrita relinchando y al trote, seguramente porque sabe que el odio corroe al recipiente que lo contiene.

¿que pasa Julio?
¿vos también sos de los giles que se creen que Michetti es intocable por «tener rueditas»?
Ya que se junte con un delincuente como «Mauricio» no habla bien de ella. Dime con quien andas y te diré quien eres.

Esa frase de Orwell, al que admiro, pero no por las frases, justifica la desmesura. Por ejemplo, las exhibiciones macabras que dan lustre y rating(¿?) a los noticieros de TV en su horario central…

Respuesta a Dark Tide:
Es verdad. Soy de los giles que en los 70 milité en Cristianismo y Revolución y le creí al Pepe Firmenich. Vi caer compañeros queridos y me rescaté cuando Perón nos echó de la Plaza y entendí el juego. Soy de los que lamento todavía la catástrofe espiritual e intelectual que significó para el país la pérdida de miles de compañeros que hoy nos rescatarían de esta orfandad de pensamiento abstracto que caracteriza a la época, pero aprendí a ajustarme a derecho. Aprendí a tener respeto aún por el enemigo, el cual a veces te dignifica tanto, como te averguenzan quienes alguna vez fueron tus aliados y hoy medran con la memoria de los muertos. Opino que a Gabriela hay que dejarla andar en su silla y juzgarla cuando se equivoque y que si tenés prueba de que Macri es un «delincuente» tenés que denunciarlo ante la justicia para no hacerte cómplice. Del mismo modo te recuerdo que acusar sin pruebas a una persona constituye un delito tipicado en el Código Penal. Es parte de la simpleza de procedimientos de alguien que se considere republicano y democrático, como seguramente sos vos. A menos que seas parte del neogolpismo progre.

Cuand cité a Orwell quise decir que nadie le puede decir a nadie qué escribir y qué no. Si criticar, y cada uno tendrá su razonamiento válido, por supuesto.

A mi entender, que la mina esté en silla de ruedas me es indiferente. Sí entiendo que Macri representa lo que no quiero como país: Negocios, privatizaciones, etc. Y todo que aquél que esté con Macri merece mi crítica.

Socma, Fiat/Sevel, etc: todas empresas que en su momento, hicieron pública sus deudas. El sistema punitivo es selectivo, no castiga a determinados delitos. Obviamente, hay que probarlos.

La sociedad argentina, en la que me incluyo, ha premiado a sus macabros protagonistas: Bussi, Patti, Menem (votado 3 veces) y ahora Macri. Ni hablar en los Municipios.

Es un tema largo para debatir, del que no nos vamos a poner de acuerdo. Nací en el 79, mi adolesencia creció en el menemismo. Mi adultez, entre corralitos, corralones, deuda pública y crisis de los servicios públicos. Violencia, masacres, gatillo fácil, etcéteras…Me gustría no ver a los Macri.

Por lo menos, así lo veo yo. Ah, y la democracia representativa debe dejar lugar a la participativa. Es decir, nuestro activismo debe exceder el mero hecho de votar. Saludos para todos los que están acá tratando de dialogar con respeto.

Ivan

Estoy de acuerdo con Julio. Sandra, creo que la bronca por la pérdida contaminó una excelente nota, al igual que lo que ocurrió con «Macri no agrede a nadie, eh?» (10 de Junio de 2007) u «Ojo con las nuevas palabras» (16 de Junio de 2007) por citar dos ejemplos recientes.

Soy un gran seguidor de todo lo que escribís. Sigo considerando que «Esa Noche» (22 de Julio de 2007) es de lo mejor que leí. Pero justamente noto una gran contradicción entre aquella nota y «La Chica de Ruedas». El final termina del siguiente modo «…porque la ideología es una cosa, pero otra cosa es la verdad». Justamente por eso, pienso que no debería sorprender el triunfo de Macri-Michetti. La realidad es que durante los últimos 10 años (Gobiernos progresistas y de centro izquierda), todos los indicadores de calidad de vida de la ciudad empeoraron, incluyendo la distribución del ingreso (en el distrito mas rico de Argentina paradójicamente), la seguridad, la educación…

No logro entender porque una persona como Muchetti puede provocar tanto rechazo… El «dime con quien andas y te diré quien eres» (DarkTide) muestra un grado de fascismo muy fuerte…. Al mismo tiempo, comparado con otros políticos argentinos, dirigentes, líderes, creo que Gabriela Michetti luce impecable (a pesar de no compartir algunas de sus pocisiones).

Me decepcioné un poco por tu reacción y el tono agresivo, mezquino de tus notas en contra de la victoria del PRO. La verdad muestra (tal como comenté ariba) que las fuerzas que tanto se dicen de progresistas demostraron una profunda falta de noción del manejo público en la ciudad y una falta de proyecto de largo plazo.

No observo ningun entusiasmo en la izquierda y a los intelectuales progres por cambiar las cosas (solo discursos y puro romanticismo de café). Mal que les pese, para el electorado de Buenos Aires la nueva política no son ellos sino Macri.

«comparado con otros políticos argentinos, dirigentes, líderes, creo que Gabriela Michetti luce impecable» dijo Gabriel. Cuál es el «look» impecable de michetti???? burlarse del electorado haciendo una campaña sin propuestas (las propuestas eran repetir como un lorito los «problemas» de los vecinos)??, compartir la ideología de un neoliberal? (lean las notas de michetti con algo de profundidad), colaborar en una campaña sin historia, sin ideologías?. Una campaña que parecía una publicidad de golosinas para chicos de 4 años (al final la golosina fue la nùmero uno del mercado….lastima que no vieron la fecha de vencimiento!!!). Muchas respuestas a esta nota refuerzan la hipótesis de que michetti es una figura construída alrededor de su accidente, su «cristiandad» y la nada……una nada que entro muy profundo en todos…….lindo palo se van a pegar!!! y en un futuro dirán….»pero yo no los voté….mirá si le voy a creer a un empresario con un pasado tan turbio que llevaba a una candidata a vicejefa en silla de ruedas que decía mucho pero no decía nada». Eso sí, En capital no pueden culpar a los negros comprados por los punteros, a buscar otra excusa, hermosa y cristiana clase media!!!

Dan, Interesante tu comentario. Cuando hablé de lucir impecable, no lo dije necesariamente por el «look» (o interpretaste mal o me expresé mal).

>> Dan escribió : «burlarse del electorado haciendo una campaña sin propuestas (las propuestas eran repetir como un lorito los “problemas” de los vecinos)??»
>> Gabriel responde : cual sería la alternativa, hablar de que? Con sinceridad, me gustaría saber cual es el problema de hablar de los problemas puntuales de la ciudad, del día a día, si en definitiva es lo que importa para una elección de un municipio. No eran elecciones presidenciales, eran elecciones locales…

>> Dan escribió : compartir la ideología de un neoliberal?.
>> Gabriel responde : Es un crimen? Creo que mucha gente que habla de neo-liberalismo no entiende/sabe que realmente es. En mi caso no tiene nada que ver con Menem, ni Cavallo, ni la dictadura. Hablo del liberalismo alberdiano (para elegir un estadista argentino, por otro lado padre de nuestra Constitucion). Creo que ha manoseado tanto a esa palabra que toda connotación parecería negativa, cuando en realidad no lo es.
Al mismo tiempo no creo que Michetti sea precisamente neo-liberal (su padre político fue Carlos Auyero y viene de la democracia cristiana).

>> Dan escribió : Una campaña que parecía una publicidad de golosinas para chicos de 4 años (al final la golosina fue la nùmero uno del mercado….lastima que no vieron la fecha de vencimiento!!!).
>> Gabriel responde : no lo creo asi, considerando que mas del 61% votó por eso. Sería muy arrogante decir que mas de 1 millon de personas están equivocadas. Lo mismo decían los antiperonistas del 50, los unitatios en el siglo XIX, etc. El punto es que en lugar de maldecir y pensar que el que piensa contrario es un enemigo, habría que hacer un análisis mas profundo e intentar entender porque ocurrió lo que ocurrió en Buenos Aires (creo que fui claro en mi comentário original).

>> Dan escribió : Muchas respuestas a esta nota refuerzan la hipótesis de que michetti es una figura construída alrededor de su accidente, su “cristiandad” y la nada……una nada que entro muy profundo en todos…….
>> Gabriel responde : está mal ser critiano y ser creyente? (aclaro que soy ateo y existencialista, admirador de Schoppenhauer y el movimiento existencialista alemán). Se necesita mucho odio y resentimiento para pensar siquiera remotamente que alguien puede aprovecharse de esa desgracia para sacar provecho propio. Porque la nada? porque basó su campaña en temas locales? De que sirvió el «mucho» de Ibarra, Filmus, Gabriela Cerrutti, los PSEUDO-progresistas que durante 10 años (sí, 10 años) gobernaron la ciudad…. si la alternativa es esa, sinceramente me quedo con la nada.

>> Dan escribió : lindo palo se van a pegar!!! y en un futuro dirán….”
>> Gabriel responde : el mismo que nos pegamos con los jefes de gobierno anteriores. Entonces, cual sería la diferencia ahora?

>> Dan escribió : Eso sí, En capital no pueden culpar a los negros comprados por los punteros, a buscar otra excusa, hermosa y cristiana clase media!!!
>> Gabriel responde : porque ese odio, esa bronca? porque no aceptar que quizas la gran mayoría de las personas que vive en Buenos Aires quiere otra cosa? El resultado electoral quizás refleje el mismo concepto de despreciar al que es/piensa diferente que muchos integrantes de la izquierda tienen. No debería sorprenderte tanto ya que la eventual discriminacion del gran electorado de Buenos Aires por los negros (como muchos intelectuales dijeron incluída Sandra en la nota «Macri y los Franceses») es la misma que vos tenés por los que opinan diferente a vos.

Dan, sinceramente, gusté del intercambio de opiniones. El secreto es poder debatir ideas sin rencor ni bronca, sin considerar al otro como enemigo.

Saludo a todos, Gabriel

Gabriel:

1. Alberdi no era neoliberal, era liberal. Habría que discutir un rato si ese «neo» que le agregaron al término liberal se tradujo en la práctica. La verdad es que entre Alberdi y Reagan hay bastantes discontinuidades, las suficientes como para desconfiar de esas etiquetas, que tienen que ver màs con el marketing de la polìtica que con su práctica.

2. Las mayorías pueden equivocarse, los ejemplos històricos son numerosos. No es petulancia señalar que pueden haberse equivocado. La democracia es representativa de mayorías, pero eso no dice nada respecto a que las mayorías no se equivoquen.

3. No está mal ser cristiano, pero lamentablemente cuando alguien hace campaña diciendo que es cristiano, eso suele cristalizarse en políticas alineadas religiosamente con el catolicismo, y eso sí es discutible. Un ejemplo: Menem encargó los estudios referentes al manejo del tema HIV a la Universidad del Salvador, y los resultados están a la vista: años de ignorar el problema, ausencia de una campaña que dijera las cosas por su nombre, puesta en duda de la efectividad del preservativo, etc.

Entonces es totalmente lìcito preguntarse si Michetti, que considera que Bergoglio es sabio, no va a prestar atenciòn a los consejos retrógrados de la iglesia en cuanto a prevención de enfermedades de transmisión sexual, políticas culturales, etc.

4. Mi desacuerdo esencial con vos, Gabriel, es éste. Vos parecés sostener que Macri y Michetti son lo nuevo, que vinieron con propuestas, que no se enredaron en planteos ideològicos. Bueno, la realidad històrica muestra una y otra vez que la historia no se hace en un vacìo, que la ideologìa siempre está, y que ese no estar implica una ideologìa implìcita o disimulada, no una ausencia de ella.

Entonces, Macri y Michetti no aterrizaron en una nave extraterrestre. Son nuevos en polìtica, sì (y por eso es totalmente legìtimo plantearse si son competentes) y tienen una historia en cuanto a opiniones e ideologìa. El discurso que dio Macri el dìa que asumiò fue 100% ideològico. Decir «El siglo anterior fue de los derechos humanos, este es de las obligaciones» es ideològico. Muy.

5. Por ùltimo, me parece horrible la frase «Mi divorcio me doliò más que mi accidente» en el contexto de una campaña política. ¿Què quiere decir eso? ¿Qué me importa a mí, como votante de un candidato, la vida matrimonial o divorciada de Michetti? ¿Eso no es utilizar su accidente como arma política? «Mirà vos, la mina sin piernas y parece decir que preferirìa estar casada y sin piernas, que divorciada y con piernas… guau».

Este tipo de marketineadas manipuladoras me parecen de cuarta.

Xtian, b
Muy buenos tus comentarios. No disiento en absoluto con ellos. Nunca quice decir que Macri y Michetti son lo nuevo. Siempre hablé en nombre de la gran mayoría del electorado de Buenos Aires («Mal que les pese, para el electorado de Buenos Aires la nueva política no son ellos sino Macri…»). Mis comentarios apuntan que no hay que dramatizar tanto el asunto. Como si fuesen enemigos. En varios paises las elecciones alternan derecha e izquierda sin enfrentamientos, rencores ni odios. No entiendo porque en Argentina, algo que es tan natural en otros sitios, no lo es.

No comparto los dichos de Michetti en relación al tema del divorcio, pero me parece tambien que hay como una voluntad de buscar el mínimo desliz para tirar con munición gruesa. Digamos que a muchos otros lideres políticos que se dicen progres o de centro izquierda se le perdonan cosas aún peores (Luis D´Elía por ejemplo). No me alcanzaría el día para enumerar opiniones sospechables, dichos poco afortunados, alianzas oportunísticas, etc. Como bien Verbitsky escribió en el artículo que comenté :

«… El quinto puesto que obtuvo la boleta de legisladores de Carrió vale más que el cuarto de Gabriela Cerruti y que el tercero de Ginés González García, porque allí, igual que en torno de Macri, hay un proyecto político de largo alcance. Las otras fuerzas se disgregarán y reagruparán según las cambiantes coyunturas»
>> Hasta ahora no escuché ningun comentario sobre la falta de etica política de Gabriela Cerruti por ejemplo.

«Esas administraciones (Ibarra, De la Rua) han instituido en el distrito más rico del país niveles de desigualdad que multiplican por ocho el promedio de los aglomerados urbanos. La fragmentación en coaliciones antagónicas y la subdivisión de cada una en listas diferentes de legisladores no ha incrementado su confiabilidad, frente a Macri que tuvo la sensatez de presentar una sola…»

No es lo nuevo, pero fue lo mas coherente.

Saludos y gracias por el debate.
Gabriel

Muy buen artículo.

Otra cosa que a mí me preocupa de esta mina es que nunca impulsó ningún proyecto de Ley en favor de quienes, como ella, utilizamos sillas de ruedas. Es más, pertenece a un partido que sistemáticamente vota en contra de leyes que favorezcan la integración.

Cuando votó tuvo q subir en andas y ante la pregunta de un periodista sobre el tema, no supo qué decir.

Julito es un fiel exponente de la falta de ideologias, o mejor dicho del ocultamiento de ellas. A quien querés engañar colgandote de premisas constitucionales, de incisos del Codigo penal. Si en este país la justicia nunca existió para los que no tienen dinero ni poder. Y los jueces se pagan cash.
No podes hablar de compañeros tuyos caídos en combate. Es vergonzante. Ellos muertos por una causa noble, por amor a la patria. Y vos? defendiendo a Mauricio Macri, Micheti y Bergoglio.
Por favor un poquito de vergüenza, mi querido Julio.

PD: Saludos a Bernardo Neustad, Mariano Grondona, Monseñor Laguna, Daniel Hadad, Jorge Rafael Videla, Carlos Escudé, Elena Cruz, Domingo Cavallo, Carlitos Menem y Mauricio.-

No se quien sos Para Julio, pero sospecho que sos parte del neo golpismo progre. De aquellos que van a terminar votando por la Dama del Botox y están de acuerdo con esta práctica que hoy tiene como víctima ocasional a Lilita Carrió y está aplicando a los opositores el Código Penal del Enemigo. La rigidez ideológica es una deformación autoritaria, porque solo los dictadores se mantienen inclaudicables en sus creencias. La evolución de las ideas es ínsita al espíritu del demócrata. Si para vos la justicia nunca existió sospecho que ni siquiera puedo considerarte cercano al peronismo porque para algunos durante el período del 45 al 55 existió al menos la justicia social, idea que comparto. En ningún momento hablé de compañeros caídos en combate, los que así murieron lo hicieron en su ley y con las botas puestas y merecen los honores del soldado, hablé de compañeros asesinados por el régimen militar que ni siquiera conocieron el funcionamiento de un arma, deambularon a los tumbos en busca de una ideología liberadora y a los cuales se les adjudicó el mote de subversivos para facilitar la eliminación de todo pensamiento libre. ¿ Vos crees que si los combatientes hubieran sido 30.000 se hubiera perdido la contienda? Se ve que erroneamente crees que todos los que cayeron fueron «combatientes», lo que abona el pensamiento de Videla y de Camps. Te recomiendo que revises un poco la historia. Por otra parte deberían preocuparte los que adscriben a los métodos de De Vido, de Delía o de Claudio Uberti y no los que como yo, no pensamos como vos y simplemente adscribimos a una corriente política democrática que no coincide con la tuya pero que no forma parte de ningún intento hegemónico. Respecto a mi verguenza, vaya si la tengo. Me averguenza por ejemplo esta parodia izquierdizante de envalentonados fantasmas que solo conocieron los silbidos de las balas por los westerns que vieron por televisión. Muchos de ellos, estaban medrando con la ejecución de hipotecas en Santa Cruz o manejando taxis en París mientras en las mazmorras del régimen militar morían torturados los que «pensaban feo». Espero que no me califiques en la actualidad dentro de los que hoy » pensamos feo» y ruego de puro miedo, para que nunca tengas poder.

En primer lugar quiero agradecer tu inquietud por instarme a revisar la Historia argentina. Creo que no hace falta ser un Dr. en Historia para descifrar que nuestro país estuvo gobernado desde sus origenes por representantes de las clases conservadoras y la oligarquía ganadera. Sectores mas antidemocráticos que yo, supongo. Que nunca quisieron hacer la mas mínima consecion hacia la clase obrera. Y ante el menor intento de lucha por los derechos de los trabajadores no dudaron en golpear las puertas de los cuarteles, o pedir ayuda al gran imperio.
Te aclaro que no soy peronista, ni de izquierda. Pero detesto la derecha argentina, asesina, golpista, fraudulenta y corrupta. Hoy estan escondidos, dizfrazados, travestidos, esperando que Macri, Lopez Murphy o Sobich les den una manito. La rata ya no existe por suerte. Soy argentino de barrio, laburante y me avergúenza la clase política que tenemos. Me imagino que soy bastante mas chico que vos.
Pero veo que se puede caer en la boludez de unirse todos contra «El gran dictador autoritario» Kirchner. La misma estupidez cometieron contra Perón. Comunistas, democratas, liberales, Embajada de EEUU etc.
Seguramnete los Kirchner tinenen sus negocios, pero no olvides de donde venimos, cual era la clase politica en los 90′. La gorda que vos la defendes habló alguna vez del «mal menor».
Y por ultimo te pido que revices aquello de «justicia social» , Con Macri y Micheti???

Querido Para Julio:
Como todos en este país sos de algún modo peronista, te guste o no, porque al borde de la herejía, te digo que negar a Dios es un modo de reconocer su entidad. El peronismo ha hecho metástasis de tal modo en el escenario político argentino que resulta imposible cualquier análisis político serio si lo escindimos. Tal es así que hoy el peronismo es oficialismo y oposición y oposición de la oposición. Kirchner, Rodriguez Saa, Rodriguez Larreta, Sosbich, Perdía, el compañero de fórmula de Lilita Alejandro Conte Grand, Lavagna, Patricia Walsh, están todos adscriptos a alguna forma del peronismo. Esto no es malo ni bueno. Es incorregible al decir de Borges. Razón por la cual deberemos realizar entre todos el sincretismo peronista. Este es el mayor triunfo del viejo General y de Evita. La Justicia Social y la Tercera Posición ya no son patrimonio del peronismo porque hasta Tony Blair habló en algún momento de estos conceptos. La derecha y la izquierda son conceptos decimonónicos de la civilización anterior para conceptualizar la realidad que ya no resultan aptos para afrontar los dilemas del tercer milenio. Un anacronismo psicológico que nos retiene en una discusión retrógrada. El Muro cayó, la Globalización está instalada y oponerse a ella es como oponerse al descubrimiento de América y a la explotación asquerosa de los indios que la sucedió. Al pedo bah. Coincido en que el acento hay que ponerlo en terminar con la corrupción, la pésima distribución de la riqueza y sobre todo en generar una clase dirigente que esté preparada intelectual y emocionalmente para sentarse a la mesa de las grandes discusiones de los capitostes planetarios sin que nos abochornen. Pero para estas lides hace falta limpiarse la carga de la propia historia, sin conservadurismos de dueños de plantación ni barbados liberadores, entrañables ,pero que hoy son solo estampados de remeras de chicos de Belgrano enojados porque su papá no les presta la cuatro por cuatro o de faloperitos destruidos por el paco que lejos de querer escapar a la villa acentúan su pertenencia a ella a través de su ideología plasmada en la cumbia fierita.( ¿No será esto el neo conservadurismo?) Es tiempo de que el pai interior de la conciencia nos limpie de odios porque ya aprendimos que los odios solo corroen al recipiente que los contiene. El asesinato de Dorrego, de Lavalle, del General Valle y de Aramburu, de Paula Lambruschini y del padre Mugica debería conducirnos a alguna reflexión superadora. Ni los Kirchner ni Macri son importantes para la consecución de los objetivos finales. Lo importante somos nosotros los que queremos paz , justicia y un país sin la obscenidad de tipos que roban y atropellan gente con su camioneta y pobres argentinos que duermen en los aleros de los edificios públicos. Es tiempo de relativismos ideológicos y de fanatismos por el amor al prójimo. Los vehículos que utilicemos para trasladarnos hacia ese objetivo son absolutamente circunstanciales. La historia ya no sirve para que hallemos respuestas, deberemos crearlas nosotros, los que aspiramos a hallar una montura adecuada para cabalgar la evolución, querido adversario.

Soy ganadero. Antes de todo quiero agradecer a todos los que nos apoyan en todo el pais.
En Europa el kilo de carne argentina cuesta €14 que son $70. Si se libera la exportación de carne (que es lo que buscamos) vamos a vender todo a Europa, porque el gobierno quiere que acá se venda mucho más barato.
Nosotros defendemos nuestro bolsillo y queremos ganar más. No nos interesa abastecer al mercado interno, porque nosotros y nuestras familias carne tendremos (porque tenemos vacas)
Gracias a todos los inteligentes que nos apoyan! Un colono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *