Ladridos, luna y esperanza

Ladridos, luna y esperanza

Jorge Elbaum

…y dios que miraba al mundo por los ojos de los perros
(Milonga de Los Perros, La Chicana)


Ilhapa

El último 16 de noviembre, una unidad militar pisó con una tanqueta a Ihapa, el cachorro de Evo Morales. Ilhapa quiere decir “amanecer” en lengua aymará y la cultura andina asocia ese apelativo a la noción de esperanza. Según testigos la tanqueta se hallaba realizando tareas represivas y de su interior salieron las unidades militares que se encargaron de llevar a cabo el allanamiento a una de las viviendas presidenciales. Ilhapa se interpuso frente al blindado, ladrando intensamente, y fue arrollado por vehículo. Ilhapa había sido salvado, tiempo atrás, de unos derrumbes sucedidos en las zonas San Jorge Kantutani y obsequiado a Evo. El cachorro se convirtió en la mascota de Morales y participó de visitas a escuelas primarias inauguradas durante su gestión.

Un 16 de noviembre de 1989 el rector de la Universidad Católica de El Salvador, el jesuita Ignacio Ellacuría fue asesinado junto a otras 7 personas por un comando ultra derechista autodenominada «Cruzada pro Paz y Trabajo». La proclama que se adjudicó el crimen amenazó con continuar la sangría sobre todos “los perros comunistas” que simpatizaban con la guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN).

En Santiago de Chile, se enunció esta última semana que Rucio Capucha, el perro que se enfrentó a los carabineros en la Plaza Dignidad –o Baquedano–, fue adoptado el último 16 de noviembre luego de ser curado por estudiantes de veterinaria participantes de las protestas. Rucio se había enfrentado contra los pacos, junto a centenas de encapuchados que lo bautizaron con el apelativo que hoy pulula en las redes junto a su foto. En el país trasandino se asocia a Rucio con la memoria de Negro Matapacos el pastor negro con pañuelo rojo que acompañó las marchas estudiantiles de 2011 convirtiéndose en un símbolo de la resistencia contra la derecha post-pinochetista


Rucio

Dicen los descendientes de los pueblos amazónicos que matar a un perro tiene como consecuencia una de los peores maldiciones: que el asesino nunca podrá ser recordado como alguien que tuvo un tránsito vital sobre la tierra. Se considere que su memoria deja de ser retenida incluso por sus herederos, por su hijos y por las personas con las que tuvieron trato y familiaridad. Su contracara, en la mitología Nanti, es el fulgor de la criatura ultimada. El o ella, el perro o la perra llega a brillar en las noches como la forma esperanzada de una estrella. Su carita vuelve y una y otra vez a salpicar de alegría lxs niñxs y sus juegos –visibles en sus descendencias perrunas– son capaces de curar las peores enfermedades.

Los Nanti, junto con los Matsigenkas se sienten parientes cercanos de los perros. Afirman que el acto de aullar a la luna es una señal de conexión planetaria. Una especie de diálogo entre el ecosistema y la sensibilidad profunda del can. Quizás la íntima sabiduría de morder pacos, desafiar tanques y disponer sermones comprometidos con la dignidad humana sea algo más que un código disperso.

La esperanza de Ihapa, la ferocidad comprensible de Rucio –criado en la heráldica de Matapacos, y la voz de pausada de Ellacuría son signos de un devenir de gruñidos que defienden a nuestras lágrimas. Cuando el tiempo pase nosotros recodaderos a estos perros. Sus asesinos no habrán dejado registro del paso por la vida. No serán siquiera polvo. Pero nuestros nietos conocerán la esperanza legada de Ilhapa, la valentía de Rucio, la ferocidad del Negro, y el legado de los jesuitas de El Salvador. Todxs perrxs. Como yo.

 

Escultura en homenaje al Negro Matapacos en la Plaza a la Aviación, Providencia.

 

 

Compartir en:

5 thoughts on “Ladridos, luna y esperanza

    1. Hola
      Me gusta esta poética en el relato informativo que hoy brilla por su ausencia, señal evidente de la falta de sensibilidad en la percepción simbólica de las personas, presas en la mecánica racional entrópica.
      El marketing tomó ese espacio creativo con la única finalidad de control y de vender ideas provocando una reacción de desprecio automático al espíritu poético de las personas aplicado a la realidad, usándose solo en el espacio de la fantasía, de los deseos pre configurados hacia la pobreza espiritual en la abundancia material que nunca llena el insaciable vacío vital. Si bien un espíritu heroico puede ser vendido por el marketing como moral heroica su límite dentro de esta lógica mercantil es siempre la realidad y obliga al soñador a crear una necesidad de recurrir a un intermediario o héroe que tenga el poder de cumplir su deseo y romper inconscientemente su límite de fantasía, su liberación es para sostener su oscuridad y es dependiente a un coherente Estado oscuro que lo procure.

      La percepción de los que se encuentran a mitad de camino es la desconfianza y la ambigüedad, entre la realidad y la fantasía, el estancamiento, hecho beneficioso para el poder opresor solo en un principio ya que el choque del gris con la realidad siempre da oportunidad de esclarecer las cosas y despertar al soñador poniendo su consciencia en el sitio correcto, ya sea el negro o el blanco.

      La tarea titánica de los alternativos es en un principio tejer las redes de los que ya están despiertos de hispano américa y distribuir los recursos con el propósito de constituir nuestro propio relato que acompañe nuestro sentido de libertad, cualquier organización debe ser ejemplo del mundo futuro.
      Una red sin cabeza es muy difícil de controlar, puede que este hecho hiera algunos egos, el negro y el rucio lo saben.

  1. Siempre vivirán en nosotros los perros/as que nos brindaron su cariño y nos sorprendieron con su enorme respeto. Estos perros Rucio y El Negro tendrán el lugar que les corresponde cuando toda esta sed de sangre de los usurpadores logre ahogarlos .

  2. Ante todo disculpas por no ser tan claro, conciso y breve como tu ilustre, inteligente y sincera nota surgida del texto anterior y que va mas alla de el…
    Es la 1era vez q comento (en +de 30años) un comentario en la web, no pude resistir hacerlo ya que me quemo el cerebro (o lo q queda de el)
    Por otro lado me hizo entender la aplicacion de lo cuantico en cuestiones sociales (no trates de entender, debo estar mas loco)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *