Categorías
Cultura

Fanzines federales sobre el deseo

Más de medio centenar de mujeres y «artivistas» de disidencias de género de todo el país crearon, a partir de una muestra realizada en marzo en el CCK, un colectivo para seguir hablando de políticas del deseo: Contagiamos Imágenes.
El lanzamiento es este viernes.

Cuando el 4 de marzo se inaguró la muestra en el CCK “Políticas del deseo: Para Todes, Tode”, curada por Kekena Corvalán, nadie podía imaginar lo que pasaría pocos días después cuando la pandemia dejó el mundo en suspenso.

“Para Todes, Tode” reunió a más de 250 artistas de todo el país que quedamos vibrando esa energía colectiva, plural, horizontal, poética y política que tan bien sabe generar Kekena. La muestra se cerró pero comenzamos a reunirnos todos los días vía zoom, en un formato de “cuarencharla” . Un espacio riquísimo, abierto, federal, donde compartimos saberes, prácticas artísticas, sensibilidades, deseos y experiencias. Llevamos juntes mas de 80 encuentros, construimos una comunidad afectiva, necesaria y urgente que devino en una gran red federal llamada Cama Redonda.

Desde allí surge Contagiamos imágenes, un modo de compartir nuestra práctica que invita a reflexionar sobre el sentido de las imágenes que producimos y que hacemos circular. Realizamos acciones artísticas que entran y salen de las redes, que ensayan articulaciones entre luchas de los cuerposterritorios y ponen en escena el rol político de las prácticas artísticas.

Las imágenes, que reflexionan sobre problemáticas sociales, dieron lugar al diseño decuatro fanzines colectivos:
1-Construir una justicia transfeminista,
2-Violencia machista/ Niñasno madres/ESI con perspectiva de género,
3-Pedagogías deseantes
4-Somos territorio, deseos e insumisiones.

Los fanzines comparten un modo particular de mirar el mundo y tejen relaciones imbricadas entre ellos.
Su construcción colectiva configuró un campo de experiencias en plena pandemia. Estos materiales impactan desde el formato digital y toman cuerpo material en sus versiones imprimibles.
La convocatoria fue abierta y consistió en trabajar una página por persona o grupo, siempre enlazadas al sentido del trabajo integrador: compartir conversaciones, información y reflexiones acerca del eje y luego realizar la edición para construir los fanzines colectivos.

Todo el material se organizó en un drive colaborativo y las decisiones de montaje y edición se tomaron en conjunto con todxs lxs participantes. Somos más de 60 artistas /artivistas que provenimos de lugares tan disímiles como Río Gallegos y El Chaltén de Santa Cruz; Lago Puelo de Chubut; Senillosa y ciudad de Neuquén; Bariloche y Cipolletti de Río Negro; Rosario de Santa Fe; Río Ceballos, Traslasierra y Ciudad de Córdoba; La Banda de Santiago del Estero; La Rioja; Yerba Buena y San Miguel de Tucumán de Tucumán; Villa Mercedes de San Luis; Bahía Blanca, Caseros, Villa Gesell, Olivos, Florida y Florencio Varela de Buenos Aires y CABA. También hay participaciones de Concepción, Chile; Bogotá, Colombia y de Málaga , España.

El lanzamiento será el Viernes 7 de agosto a las 18 hs en el marco de las Cuarencharlas.

Para acceder a la reunión de zoom:
Link fijo a las cuarencharlas

https://us04web.zoom.us/j/9525881303…

ID 952 588 1303
Password 30032020

@Culturaviralfederal
@contagiamosimagenes.

La salida es colectiva.
No estamos soles.
Construimos redes.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
Telegram

4 respuestas a «Fanzines federales sobre el deseo»

Se les llamó, los hijos de la serpiente, lo que ahora es el culto a la serpiente. Del veneno que esparsen se produce el antídoto que lo consigue solo el infectado al conocer la información de la mentira, es decir, el conocimiento. Muchos infectados creen que luchan por una causa justa, pero son marionetas en un conflicto concertado en la periferia para que nunca dirijan su atención al centro, que es desde donde se genera la causa del efecto, ese efecto se evidencia en el materialismo al negar su centro, el espíritu, su verdadera naturaleza. Es así que la manipulación de la religión tiene efecto en el que acepta a la institución pero también en el que la rechaza, ambos son reflejos especulares. Como las mentiras forman parte de una ilusión en la identidad, la persona se hace débil y esclava porque no puede discernir para separar la idea del Ser. La astucia de los psicópatas es promover esas ideas para fortalecer al ego y limitar la inteligencia a un campo más pequeño y seguro en donde se pueda lucir. La inteligencia se nutre de todas las variantes, es decir, es una sumatoria desde las diferencias que la potencian.
En Asia y en Africa se suelen cazar monos poniendo un fruto dentro de una oquedad para que el mono pase su mano por ella y cuando toma el fruto queda imposibilitado de hacer dos cosas al mismo tiempo, piensa en comer y en huir. En algún momento de la evolución soltará la fruta, y en otro reconocerá la trampa y lo divulgará al resto, y así nacen los periodistas dando la verdad.
El punto es que se sabe o no se sabe, y esa es la cuestión, no existen términos medios, esto quiere decir que hasta los que tienen las más grandes convicciones pueden ser engañados muy fácilmente, y el mecanismo de supervivencia actúa en correspondecia con la ilusión fortaleciendo las fronteras del ego, y llegado a este punto no hay nada que hacer, la persona es dirigida por la idea, cuando todas las ideas son simples herramientas para contextos específicos en la práctica.
El despertar no es para conocer hacia donde vamos, es para reconocer en donde se estuvo todo este tiempo y a quién sirvió, y por supuesto que es duro saber que todo es mentira, aunque al final es un peso innecesario que desaparece. A partir de este punto se inicia el verdadero.

Creo que el problema es muy complejo y están comprometidos otros aspectos emocionales, axiológicos, ideológico. No es solo racional, de falta de comprensión por lo que no se resuelve «solo» con información aunque es necesaria.
No se como se desarticula odio, racismo, prejuicios de clase desde donde se lee y se deforma la realidad .

Responder a Luis Maria Sejas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *