El tiempo de la AHUxDEP

Está sobre la mesa la necesidad de implementar un estímulo que facilite, desde el Estado, la incorporación de niñes a los clubes, y la práctica deportiva a las ideas de integración y salud. Nota de Jon Uriarte*.

En el diálogo sobre Políticas Públicas para el Deporte que se lleva adelante entre las diversas organizaciones al interior del Frente de Todos, existe una sensibilidad común que confluye de inmediato en la necesidad de priorizar el ingreso a un club de les niñes que están a la  intemperie o el situación de vulnerabilidad.

La raíz de esa sensibilidad surge con el estadio fundacional del primer gobierno peronista, cuando por iniciativa de Ramón Carrillo se crean los Juegos Evita, tal vez la única política pública de las poquísimas que se han dado la Argentina, que por acertiva para atender un instrumento clave en el desarrollo de futuros ciudadanos, perdura en el tiempo.

La exigencia de actualización, desde la visión del Deporte como hecho cultural de los seres humanos, nos ha llevado a entenderlo como Derecho de las personas, recomenzando siempre por les niñes.

Esa resignificación conceptual en el campo popular tiene enfocada la respuesta concreta en la puesta en marcha de la Asignación Universal por Hijo por Deporte.

Un niñe que ingresa a un proyecto deportivo comienza a transitar las herramientas que necesita para el desarrollo del proyecto de vida personal y social, por lo tanto el Estado debe concurrir como garante para que el Deporte llegué a todes.

La acción virtuosa de la AUH x DEP se incrementa por el efecto decisivo del ingreso económico directo a los Clubes.

Estas organizaciones libres del pueblo, fundamentales en nuestro entramado cultural, fueron ulteriormente revaloradas por la  sociedad cuando en la crisis pandémica  llegaron con respuestas en vacunatorios, merenderos y comedores, aún cuando entraron a la emergencia del Covid 19 todavía resistiendo las secuelas de la pandemia macrista, que entre otras cosas, con el aumento exponencial de las tarifas, ya las había llevado al abismo de la sobrevivencia.

Si pensamos el Deporte de Promoción Social, a la base del Sistema Nacional, visualizado este como un espiral ascendente, que desde el Deporte formativo y participativo pasa por el competitivo para llegar al alto rendimiento, siempre atravesado en el eje por el Estado que ilumina, articula y apoya cada vez que es necesario, el paso fundante de ingreso es justamente desde les niñes con la AUH x DEP a través de los clubes.

Al interior del Frente de Todos, dentro de la unanimidad sobre su prioridad estratégica, existen posiciones diferentes sobre el camino a recorrer para conseguir ponerla en marcha, opciones en tiempos o etapas de ejecución y sobre todo, el tema clave de dónde proviene el origen del fondeo, las estructuras que se crean alrededor y su administración

En 2015, con la sanción de la Ley 27201 se implementaba la AUHxDEP incluida dentro de la creación del Ente Nacional de Desarrollo Deportivo con tantas tareas y atribuciones de vastas implicaciones.

A último momento, la ley fue desprovista del artículo que garantizaba el fondeo a través de una tasa sobre las bebidas azucaradas.

Las implicancias políticas de la AUHxDEP dentro de ese organismo y la falta de fondeo, junto con la llegada del gobierno de Macri hicieron que nunca entrara en vigor.

El debate interno encuentra compañeros que dada la importancia de la iniciativa en sí misma, piensan que debería retomarse su implementación pero simplificada sólo a través de Anses.

En cualquiera de estos casos, el tratamiento de esta iniciativa se imbrica con la necesidad de democratización del deporte, de la participación popular formalizada en los Consejos Municipales, Regionales y Nacional dónde se deben dar los análisis, ocurrir los debates y emerger las prioridades, que nacidas de este proceso cobran el impulso político decisivo para plasmarlos en la realidad. 

Porque para la puesta en valor del Deporte en la comunidad en todo su rango de intervención tan eficaz, de la educación a lo social, de la salud a la recreación y el entretenimiento, el desarrollo de un músculo potente con la política son claves para fortalecerse en el ejercicio participativo y con líderes que emergen entusiasmados y capaces de conducir el pulso democrático.

Desde el FdT, las distintas opiniones confluyen en que este es el tiempo político de colocar ladrillos institucionales sólidos, de una política deportiva que aporte lo suyo al desarrollo de un modelo de país con todes adentro, y con la contundencia necesaria para que puedan resistir el embate neoliberal.

Porque cuando pensamos el Deporte como Derecho del Pueblo, el imperativo es salir de la lógica del deportista masivo como cliente y consumidor, la misma lógica que hace que sólo accedan al deporte solo quienes pueden pagarlo y vuelven a quedar afuera los ya vulnerados.

*Medallista Olímpico. Ex entrenador de los seleccionados de voleibol de Argentina y Australia. 

Compartí tu aprecio

Un comentario

  1. Gran aporte de Urisrte .
    Espero que la parte conservadora del FdT , que es la que siempre frena todo , se deje de tonterías, y se implemente cuanto antes.
    De hacerlo , tendremos a futuro campeones y campeones en todas las disciplinas deportivas . Nuestro pueblo es pródigo en talentos deportivos . Lo mismo hay que hacer con lo artístico. Chavez lo hizo en Venezuela.
    Es fundamental practicar deporte . Cristina dijo que si de algo se arrepentía en la vida era de no haber practicado deportes y de no saber inglés.

Deja un comentario