Volver a volver

Un recuerdo del 9 de diciembre de 2015, cuando nos fuimos a despedir de Cristina. La escena incluye a Gabo Ferro y su tema hoy resuena distinto. Nota de Sandra Russo.

El 9 de diciembre de 2015, ese día que Cristina se despedía del gobierno y de nosotros, llegué hasta Avenida de Mayo y Piedras. Ya no se podía avanzar. Me metí en un bar donde encontré varios amigos. Salíamos y entrábamos y nos íbamos cambiando de mesa y silla. Cuando ella empezó el discurso (ese discurso, hay que repasarlo, vaticinaba los salvajes cuatro años siguientes), el bar entero se quedó inmóvil y mudo, para escucharla. 

Parte de la magia de aquel día fue por azar: mi silla en el bar estaba al lado de la de Gabo Ferro. No nos conocíamos personalmente aunque habíamos intercambiado mails. Lo admiraba muchísimo. Hay algunas de sus canciones que me pegan directo al inconsciente. Ese día se lo dije. Vibramos en el bar escuchando a Cristina. 

Su muerte prematura me conmocionó. Seguí escuchando esas canciones recurrentemente porque siempre escucho algo nuevo. 

Hoy me puse a escuchar ésta, Volver a volver. Y la quiero compartir con los que estaban aquel día en esa plaza o vibraban como nosotros desde lejos mientras sabían que no solo se estaban despidiendo de su presidenta sino también de una parte feliz de sus vidas. 

Hoy lo que escucho, querido Gabo, es que irse es volver a volver. Gracias por habérnoslo contado.

Compartí tu aprecio

6 comentarios

  1. Gracias por el recuerdo y por la canción. Admiro tu confianza y tu optimismo. Ojalá tengas razón. Yo creo que nada vuelve, que hay que agradecer lo que fue y atravesar este tiempo áspero con la mayor gentileza hacia les que más sufren. Y que después va a surgir algo nuevo, distinto de lo que nosotras vivimos y que por ahora no podemos imaginar. Gracias por tus palabras, tu sabiduría y tu valentía

  2. Gracias por traer esta historia con 2 personas que me rejuvenecieron el alma. Cristina corporizo esa Esperanza, hasta utópica, de que Argentina volviera a ser aquella que fue en el 45, y Gabo trajo la Belleza en un tiempo de desamparo poético en las canciones. Ambos me emocionaban y me siguen emocionando. Gracias Sandra por tu coherencia ética desde aquellos poemas del Expreso Imaginario a 678 y tu puesta de ovarios cuando dijiste que estaba bien tener un referente político y que Néstor Kirchner era el tuyo, tenías el semblante transido por el dolor. Sandra vos también sos un referente para mi

  3. Disiento con el título. Disculpen. Esa noche, noviembre 2015, aceptamos el lado oscuro que tiene la democracia, y sólo pensábamos que teníamos que invernar 4 años. Cumplida esta etapa, continuábamos el noble sendero todos juntos…Ese era el pensamiento durante el retorno a mi casa. Si, lo reconozco, tuve ganas de gritar con mucha bronca. Porque el discurso de la jefa fue claro, sin eufemismo. Por eso…, pero no grité porque había muchos chiquitos, y se podían asustar. Y pensé, hay que resistir… Pero ellos pasaron todas líneas rojas, recién estamos despertando. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.