Categorías
Mi Archivo de Notas

Dolor País

Son las ocho menos cinco de la noche. Escribo en Palermo y cuando abrí el Word por la ventana se escuchaban los cacerolazos que acaban de terminar. Empezaron cuando terminó de hablar Cristina, y duraron diez minutos. Fueron, yo diría, como una reacción intestinal.

Ahora, desde el otro cuarto, se escucha en la televisión hablar a un dirigente de Gualeguaychú. Dice que el discurso de Cristina estuvo “lleno de odio”. Dice que el crecimiento lo hicieron ellos, que el paro no se levanta, que primero quieren las medidas. Dice que a Parque Norte fue gente paga, que los llevaron, y en un tono increíblemente patotero desafía que le manden a la patota.

Es doloroso este país. Es como si aquella cruza de inmigrantes y gauchos hubiese dado a luz algo malformado, algo defectuoso. Hay demasiado odio todavía. Hay enormes, patéticos clichés que se repiten y pasan de boca en boca sin que tengan más sustento que el odio. La televisión, en estos días, cubrió el conflicto montada en esos clichés. Los medios retroalimentaron los malos entendidos. El campo versus el Gobierno es una ecuación planteada por una parte que los medios tomaron como válida sin revisar. El campo en general no es nada. Es tierra vacía de intereses. Y la tormenta que arrecia es una furiosa tormenta de intereses.

Tenemos una Presidenta que fue elegida constitucionalmente hace poco tiempo. Una mujer. Para muchas mujeres que estuvieron caceroleando diez minutos, esa mujer es una nueva “perona”, está próxima a ser “esa mujer”. Hay un desprecio hacia la figura presidencial que tiene esencia femenina, y es doblemente doloroso percibirlo cada día con mayor claridad. En una columna publicada en este diario esta semana, Marta Dillon se refería con claridad a este tema: a una cuota de desprecio que cae sobre Cristina por el hecho de ser una mujer.

Lo que me eriza el pensamiento es que, insinuado, velado todavía pero ya palpable, ese desprecio vuelve a anidar, como hace medio siglo, en las mujeres de los sectores cuyos intereses bloquea o frena este gobierno. Como un estigma patriarcal, esas mujeres se dedican a odiar la potencia femenina encarnada en la Presidenta, mientras sus maridos se dedican a preservar cosas. Cosas chiquitas o grandes. Porque lo que sucede es básicamente eso. Este conflicto se desencadena porque hay sectores que quieren preservar este “modelo de país”, una frase hecha que desarmada podría querer decir este escenario, en el que la buena gente del campo es arrastrada, por las variables económicas y las coordenadas ideológicas, a unir sus fuerzas a quienes históricamente los han abusado.

Esta semana, después de publicar el artículo “La plaza de las trillizas”, recibí varios correos críticos (conmigo) que contesté, porque las críticas y sus argumentos me parecían legítimos. Ana Clara Bórmida, Gabriel Tron, María Eugenia Longo, Marisa Stornini fueron algunos de los lectores que me arrimaron sus ideas con respecto a los pequeños productores, a los campesinos, a la gente del campo que está protestando y que no tiene relación alguna con la oligarquía o los terratenientes. Entablados los diálogos, hay lógicas que caen por sí solas: hay tiempos que están a favor de los pequeños. Los pequeños del campo y la ciudad tienen mucho más en común entre ellos que con los poderosos de uno u otro lado.

Hay que tranquilizarse. Tejer vínculos nuevos. Escucharse. Sacudirnos hilachas de viejas alianzas que nos han dado este país odioso y odiador. El tiempo está a favor de los pequeños, siempre y cuando se pongan de acuerdo.

***

Mis respetos y mi recuerdo para Silvia Bleichmar, autora de Dolor País.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
[Continuar leyendo...] Dolor País.&url=https://dejamelopensar.com.ar/2008/03/28/dolor-pais/" target="_blank" rel="noopener" aria-label="Compartir en Telegram" onclick="gtag('event', 'te', {'event_category': 'Dolor País', 'event_label': 'share-te', 'value': '1'});">
Telegram

16 respuestas a «Dolor País»

Hola! Con todo mi respeto…
Estás usando vos también ciertos cliches como oligarquía… Supongo que leíste la nota de GRR en este mismo diario, quién es la oligarquía?
Me parece un escape terrible esto del género de la Presidenta, una escapatoria que ya se temía: ante el primer tropezón, salir corriendo a decir «eso es porque soy Mujer» Si hubiera llegado a poder sola y gracias a su propio pulmón, todavía; pero no, sabemos que no es así, atrás tiene millones de hombres, ella es la cara bonita que hacía falta para adornar este gobierno de utilería.
Saludos

Sandra: como me sucede con cada nota tuya que he leído, una vez más coincido plenamente con vos… en el análisis y en el dolor.
Un cariño grande,
Bárbara.

Hola Sandra, al leer en página 12 tus artículos recientes senti que esas hubieran sido mis palabras si tuviera como vos la capacidad de expresar con tanta justeza las ideas.
Es reconfortante leerte y saber que una no esta tan sola.Con afecto y admiración , Pilar

Estimada Sandra, coincido totalmente con lo que decis, a muchos nos duele este pais cruzado de odios ancestrales y de mentiras y falacias mas ancestrales todavia, ya J.B.Alberdi, hace 150 años escribia: «los liberales argentinos (en ese tiempo se autodenominaban liberales los que ahora se autodenominan ruralistas ) son amantes platónicos de una deidad que no han visto ni conocen. Ser libre, para ellos no consiste en gobernarse a si mismo, sino en gobernar a los demas. La posesion del gobierno: he ahí toda su libertad. El monopolio del gobierno: he ahí todo su liberalismo»

El jefe de los liberales, vale la pena recordarlo, era el general Bartolome Mitre. Respecto a él, Alberdi decia: «el primer inconveniente que hallamos en Mitre es que no entiende con presición qué es la libertad, pues la equivoca con el odio en los que la ejercen contra él. ¿No es de mi opinion?, razona Mitre. Luego, me odia. ¿Me contradice, me critica?. Luego , es mi enemigo.. ¿Me hace oposición?. Luego, me hostiliza. ¿Me resiste?. Luego, me provoca, me declara la guerra, me da derecho de exterminarlo».

Los descendientes de ese liberalismo, fueron los que golpearon siempre la puerta de los cuarteles para que los militares hicieran lo necesario, incluido hacer desaparecer una generacion, para que ellos siguieran manteniendo sus prebendas.
Hoy, desgraciadamente, han logrado poner a su servicio a una fuerza mucho mas poderosa que usa armas mucho mas letales – la mentira, la seduccion, el embuste, la manipulacion, la desinformacion – LOS MEDIOS DE COMUNICACION. Todos esos cliches sin sustento, con los cuales se alimenta el odio y el enfrentamiento no serian posibles sin los medios de comunicacion Sin los medios de comunicacion no se habria podido implementar esta suerte de golpe de estado economico.
A esta hora, sin saber el resultado de la famosa reunion entre el gobierno y «el campo» como le gusta decir a Julio Bazan, sé sin embargo dos cosas seguras: 1. esta gente no pelea por un punto mas o menos de retencion, esta resistiendo un cambio en el modelo de pais. 2. Ni este gobierno ni ningun otro gobierno del mundo puede gobernar con los medios de comunicacion en contra.
Desgraciadamente, si esto sigue no nos esperan buenos tiempos.
Un gran abrazo para ti y para todos mis compatriotas.

Sandra

Simplemente maravilloso,
entre tanta tristeza, solo agradecerte por animarse escribir ante semejante guachada (lo intenté y no pude, quizás me anote en tu taller)

para vos y los lectores, entonces, apenas una frase; «Esa clase estéril e infecunda, siempre que el pueblo comió vio demagogia» Hernández Arregui

La plata 25 3 08 11hs.
Escuché en la radio que había una protesta en plaza San Martín de La ciudad de la Plata, decidí ir, al llegar me recibe el rechinar de cacerolas, me acerco mas y un Citroen C4 con vidrios polarizados con una olla que asomaba del tremendo bólido, en su interior se quejaban de la cartera Dolce Gabbana de la sra. Presidenta.
Me aproximo a la muchedumbre y me voy encontrando con una serie de carteles que decían “yo apoyo al campo”, le pregunto a una señora que acababa de bajar de un Peugeot 205 y usted siente que el campo la apoya a usted?, por supuesto que si interrumpe un gaucho que bajaba de su 4×4 somos los que pusieron a este país de pie, si, si respondió la señora además las retenciones son injustas esta gente se levanta muy temprano trabaja de sol a sol, sobretodo los peones que tienen en negro, se metió un conocido militante de izquierda, y vos que haces acá le pregunto al embarbado joven, lo que pasa Patricio es que hay que acompañar toda manifestación popular… Me alejo de este grupo de tres nuevos amigos y llego al ojo de la tormenta el centro de la manifestación, “esto es como el 2001” le decía una chica a su padre por celular V3 pinck, mientras insultaba a una tal Cristina que se había ido de vacaciones a no se dónde y al parecer no la había invitado.
De repente interrumpe la escena cual caballo de Troya un camión con acoplado de grandes dimensiones, el público concurrente aplaudía con fervor a sus nuevo ídolo, “allí se lleva el cereal para hacer el pan” le explicaba un padre a su hijo, esta gente hace la patria gritaba un taxista mientras esperaba un viaje en la parada. El camionero cruza el vehículo en la intersección de 7 y 50 interrumpiendo el paso de vehículos, la multitud sube al mismo con banderas argentinas en sus manos al grito de Argentina Argentina¡¡¡ “jugó la selección?” preguntó un mozo del restaurante chino de mitad de cuadra.
De regreso a casa me espera una cena con Bonelli y Silvestre, el noticiero del 2 y del 11 etc, cambió de canal pongo una peli pero no puedo evadir el grave problema de retención (de líquidos).

Sandra: soy un asiduo lector de tus artículos. Para serte sincero este no me gusto. No veo porqué encubrir su falacia como lectora de la realidad en su condición de mujer. No puede cambiar su creencia la Sra. presidenta de que el pais agropecuario representa la pampa húmeda unicamente en pocos días. Es presidenta de un enorme pais, aunque no esté enterada de sus problemas. No creo que la gente la odie por su condición de mujer. Creo si que la gente esta irritada, por su ignorancia de la cosa, su altivez innecesaria, su soberbia. En sus alocuciones parece estar mas preocupada en su aspecto de barby oxidada, que en solucionar los problemas que ignora, siempre rodeada por un séquito de seguidores, de aplauso facil, seguramente pagados por todos…

Sandra, coincido con mucho de lo que decís. Parece increible, pero a muchas mujeres les molesta la presidenta, les genera rechazo, la descalifican constantemente. Más allá de estar de acuerdo o no con las retenciones, la discusión se centra en los trajes que se pone, los días que pasó en Calafate, y esa soberbia que le adjudican. Me sorprende que mujeres de mi edad, tengo 30, profesionales, con estudios y una vida cómoda no le reconozcan nada, ni siquiera esa gran capacidad que tiene para hablar. Les jode todo. Así el diálogo y la discusión sobre cualquier medida que tome el gobierno se torna imposible. Por momentos siento que es como cuando un ex novio, que ya no soportábamos, se casa con otra, a la cual nunca le vamos a reconocer nada, ni siquiera que nos sacó un clavo de encima.

Sandra, creo que el odio que más nos perjudica es el de las clases adineradas que no tienen conciencia de país o simplemente no les interesa.
Un sector como el campo, que gana sumas CONSIDERABLES de dinero no puede seguir en su burbuja privilegiada.
La presidenta esta en el poder por el voto popular, un pueblo que voto la redistribución de las riquezas y eso significa que hay que sacarles algo a los que más tienen. Y no precisamente es comunismo, como algunos piensan.
Espero que la decisión del gobierno, en cuanto a las retenciones, no cambie por la presión de los que no miran más alla de sus propios bolsillos.

La verdad no estoy de acuerdo, te digo que el rechazo que sostienes me parece injustificado, no te olvides que en las ultimas elecciones las mujeres sacaron muchos más votos que las mujeres.
Yo no voté a Cristina, y voté a Carrió, y yo no juzgo a Cristina por ser mujer, yo juzgo y critico a Cristina por una cuestión de pensamiento, como juzgué y critiqué a su marido. Me parece vergonzoso que un gobierno que se hace llamar de izquierda tenga actitudes tan populistas, me parece increíble que alguien que dice intentar redistribuir los ingresos destine el dinero a los sectores que los destina, se destina más dinero en obras públicas de dudosa utilidad y en planes trabajar, que en educación, salud, seguridad y otros aspectos tan importantes en una sociedad como la nuestra. Sin olvidar que el dinero no se cooparticipa. Me preocupa ver un presidente que «defiende» los derechos humanos, cuando la mitad de pueblo sufre hambre y miseria sin que se haga nada.
Repito, yo, asi como muchísima gente critica a Cristina porque no está cumpliendo el contrato que firmó a la hora de asumir como presidente. Asi como se hubiese criticado a Nestor, asi como se destituyó a De La Rúa. En mi humilde opinión no es más que otro escudo de la presidenta para eludir críticas.

Es doloroso ver como los hombres de este país (algunos graciadió) siguen burlándose de toda mujer que sostiene que es discriminada, irrespetada o acaso desvalorizada solo por el hecho de ser mujer. Hace años en un blog que escribía sostuve durante mucho tiempo una discusión en la que un hombre se negaba a creer en la estadística que dice que una mujer en este país (y en casi todo el mundo), gana un 50% menos por igual trabajo que un hombre solo por ser mujer.
Compañeras de esos hombres, esas mujeres criadas por padres que les dicen que adelgacen o el marido se les va a ir, o que se arreglen para conseguir novio, las devotas del patio bullshit se quejan de que «ella» se arregla para dar un discurso. Si se arreglara menos la odiarían igual. Antes odiaban a su marido por impresentable.
Y víctimas de esos años de educación siniestramente pensada para reprimir todo deseo de libertad, las chicas del campo, odian a quien se atreve a tenerla, no depender del marido, vestirse bien y hablar bien, y como si fuera poco, ser votada y ganar.
El machismo en su más cruda manifestación, en boca y cacerola de mujeres que baten cada día los resabios de una sociedad fundada en la ignoracia femenina que solo ve valioso educar a las niñas para la labor doméstica y sirvan a la sombra de sus hombre.
El odio solo se combate con educación, pero no la que les estan dando, una educación que enseñe que las mujeres tienen voz propia y no se parece en nada a la que los hombres quieren escuchar. Algunos hombres.

Este Sr. Que escribe como Matias es un acabado ejemplo del opinador mediático que repite inconcientemente los mensajes que le llegan desde los medios formadores de opinión.
Además de escribir “no te olvides que en las ultimas elecciones las mujeres sacaron muchos más votos que las mujeres”…. ¿????, también afirma “Me parece vergonzoso que un gobierno que se hace llamar de izquierda tenga actitudes tan populistas”; el hombre no se da cuenta que este gobierno “no se hace llamar” de izquierda, “lo llaman” de izquierda los sectores reaccionarios opuestos a todo lo que sea democrático y popular.
Cuando dice “ se destina más dinero en obras públicas de dudosa utilidad y en planes trabajar, que en educación, salud, seguridad” solo esta repitiendo el mensaje disociador de los medios que poseen la capacidad de presentar la disminución del desempleo, la reactivación de la construcción, la recuperación del salario docente, el plan remediar, etc., no como logros sino como “malas inversiones” de los dineros públicos.
Luego de opinar sobre los derechos humanos, comentario que no quiero tocar, y de aclarar que no voto a “Cristina” ( de acuerdo a lo que ve y escucha en los medios, él también personaliza y minimiza con su “Cristina” al gobierno y a su gestión) termina diciendo “yo, así como muchísima gente critica a Cristina porque no está cumpliendo el contrato que firmó a la hora de asumir como presidente”. Si no la votó, no suscribió el programa de este gobierno, entonces: ¿de que se queja”
Sirva lo que escribe este Sr. Matias solo para reconocer como dentro de su incoherencia se nutre de la coherencia opositora y reaccionaria de los mensajes de los formadores de opinión.

JUEVES 10 DE ABRIL DE 2008 – REPRESIÓN EN JUJUY

Manifestantes del Movimiento Social y Cultural Tupaj Katari, y miembros de la Comisión de Derechos Humanos de Jujuy, liderada por Carlos «Perro» Santillán, fueron brutalmente reprimidos este mediodía durante una marcha que realizaban los capacitadores de los Galpones Recuperados con el fin de pedir que les renueven su cargo de docentes.
La Comisión de Derechos Humanos de Jujuy se propuso recuperar el espacio de los Galpones de la vieja estación del ferrocarril con el fin de desarrollar allí actividades socioculturales, entre las cuales se brindan talleres gratuitos de educación popular, desde apoyo escolar hasta clases de quechua, de herrería, de música, de italiano, de box, de educación sexual, de acrobacia, etc. Conformado entonces el Movimiento Social y Cultural Tupaj Katari, los mas desprotegidos por el sistema no sólo cuentan con un lugar de capacitación sino también con un lugar de contención que brinda a su vez una esperanza de futuro.
Cuenta también con un comedor para cientos de jóvenes, y se realizan además debates informales, muestras fotográficas, actividades deportivas, proyecciones de documentales, festivales de música entre tantas otras actividades. Manu Chao, Fontova, Che Sudaka, La Yugular, DJ Karim, Jaime Torres, Inti Huayra, Radio Roots, Humahuaca Trío, El Duende Garnica, el Diablero, entre otros son los artistas que suelen acompañar esta importante movida.

Los capacitadores que brindan esta infinidad de clases, marcharon por las calles de San Salvador de Jujuy pidiendo la firma por parte de la Ministra de Educación de la Resolución que avale la renovación de sus contratos de docencia no formal para poder seguir cobrando sus sueldos por la labor que desarrollan.
El operativo policial dio como resultado 12 heridos con bala de goma, de los cuales 2 se encuentran internados para ser intervenidos quirúrgicamente.

Agradecemos a Uds. que tienen la posibilidad de comunicar, la difusión de esta desagradable noticia.
Para obtener más detalles de lo acontecido, rogamos comunicarse con Carlos «Perro» Santillán a: nolasco.santillan@gmail.com

Nuevamente muchas gracias

Horacio Fontova – Gabriela Martínez Campos

(011)4857-9159

Sandra, no duraron 10 minutos los cacerolazos. Se puede estar de acuerdo a discentir, pero no es necesario cambiar hechos concretos.

Cosas que se pueden decir del cacerolazo: se dio en la clase media que no tiene necesidades de primera necesidad, que no sufre ambre, etc.

Pero decir que duraron 10 minutos, lisa y llanamente, es utilizar un dato falso para darle fuerza a un razonamiento propio, equivocado o certero

Duele este país,dijiste, duele Argentina.
Tengo ya 59 años, trabajo en una agencia de remises,son doce horas diarias trasladando personas con las que en general no coincido cuando hablamos de política, sobre todo cuando se trata de caracterizar al gobierno nacional.En otros momentos, hace poco tiempo, las críticas no eran tan virulentas.Hoy, en la mayoría de charlas, aparece un rechazo grande a la figura de Cristina. Es llamativo el poder de penetración que tiene el discurso de la mayoría de los medios y de muchos de los periodistas mas escuchados. No pretendo decir que no existe pensamiento propio en la gente con la que hablo,digo que ese pensamiento está influenciado, el gorilismo latente potenciado por el machacar constante de la prédica anti K.
Tendrá que llegar el momento en el que los periodistas honestos más reconocidos,los más leídos y escuchados hagan una autocrítica sincera si consideran que equivocaron su diagnóstico, si fueron tendenciosos, si creen que son instrumento de intereses muy poderosos, si toman conciencia del tremendo daño que pueden hacer.
En un programa de radio,hace poco tiempo, Ernesto Tenembaun entrevista a una señora que tiene a su hijita internada después de recibir un piedrazo en la autopista a La Plata. Luego de enterarnos que la nena por suerte se recupera, la mamá comenta que ella es del interior y lamenta que la plata que el gobierno le saca al campo alimente a los vagos que tiraron la piedra a su hijita.¿Quién se hace cargo de alimentar semejante forma de pensar? No se cansan de difundir un mensaje que habla de la necesidad de construír otro país, uno distinto, donde prevalezcan otros valores,pero durante meses me levanté por la mañana muy temprano, esperando escuchar que habían chocado aviones en el aire por falta de radares. Periodistas que hablaban de lo inminente que era un accidente grave por la negligencia del gobierno, pasaron de pronto a comentar otros temas sin explicarme porqué tuve que vivir ese estado de angustia, producto de sus comentarios apocalípticos.Escuché también editoriales de los periodistas más reconocidos que me informaban sobre la tremenda crisis política y social que vivía la provincia de Santa Cruz, lo que conducía seguramente a la catástrofe electoral del Kirchnerismo. Nada de eso ocurrió, nadie explicó que pasó. Hoy tratan de instalar la idea de que todo está muy mal . Se debe lograr, si existe en alguien no muy cuerdo, puede ser mi caso, la idea de que estamos haciendo las cosas relativamiente bien que éste sea invadido por el desaliento.
Recuerdo la tapa de la revista Noticias diciendo que Clarín y el gobierno vivían un romance.El acuerdo logrado para la fusión de las dos señales de cable y las primicias que recibía el diario eran pruebas irrefutables; poco tiempo después veo la tremenda confrontación entre el multimedio y el gobierno. No sé qué ocurrió.
Cuando al mediodía necesito descansar de tanto discurso malintencionado, cambio y paso a FM , escucho la 95.1,en el programa de Matías Martin y Gabriel Schultz. Combinan deportes, un humor simple y algo de información, pero me encuentro con una entrevista a Lanata; cuando le preguntan si le haría un reportaje a Cristina dice que sí, pero el inconveniente es que ella no da reportajes.Le preguntan porqué será y Jorge dice que es debido a que cuando habla “mete la pata”, Martin y Schultz coinciden. Me cuesta creer lo que escucho; leo que Aliverti dice “ Cristina es un cuadro retórico”, quedo un tanto confundido.
Morales Solá, Magdalena, Longobardi, Madariaga, Grondona, Lanata, Leuco, Nelson Castro, Gonzalez Oro,y otros… ¡me niego a incorporar a Tenembaun a la lista!.Son tipos que llegan a la gente, forman opinión, ¿tendrán la grandeza de detenerse a pensar que pueden estar haciendo mucho daño?. Lo digo, no porque estén en contra del gobierno, eso es absolutamente legítimo; lo digo, porque se me ocurre que dan una versión mentirosa de la realidad, mienten y alimentan prejuicios.
Termino contándote que en febrero del 76 yo era obrero metalúrgico y discutíamos con los compañeros de trabajo que, sin defender a Isabel, había que considerar que podía venir algo peor,se debía apostar al sistema democrático, de eso se trataba. Ni el gobierno de Cristina tiene nada que ver con el de Isabel ni hay posibilidades de un golpe como el del 76, pero son recuerdos que aparecen mientras escucho a algunos periodistas estrellas que invaden radios ,canales, diarios, revistas y desde un lugar inmaculado, desde una honestidad insospechada, desde una actitud ética indiscutida, pontifican y esperan que termine pronto esta pesadilla K.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *