Categorías
Mi Archivo de Notas

Las cirugías mentales

En lo que llevamos de democracia hubo, creo, tres momentos como éste. La Semana Santa de las Felices Pascuas, la renuncia de Chacho Alvarez y el 2001. Momentos que históricamente son como un caldito de ésos que uno le pone a lo que cocina para darle sabor. Sustancia altamente concentrada. Momentos que fueron puntualmente el lugar en el que los caminos se bifurcan.

En los tres casos anteriores, si uno los roe un poco, se deja ver el hilo en común con éste que hoy nos agita y que los supera a todos. Allá por las Felices Pascuas todavía las Fuerzas Armadas se resistían a perder el poder, y terminaban entregándolo, presionadas por una enorme movilización colectiva, a cambio de impunidad. Los tratos de la negociación fueron secretos.

Cuando renunció Chacho Alvarez después de denunciar las coimas en el Senado, y de decir que la luz verde para la compra-venta de leyes bajaba desde la Presidencia, las cosas hubieran podido ser distintas. Había dos caminos y esta sociedad eligió el que dirigía la rabia, la desilusión, el resentimiento hacia Chacho Alvarez. El progresismo también y especialmente anidó en ese nicho mental. Afuera del nicho quedaba un Senado corrupto y la ley que permitió liquidar la mayoría de las conquistas gremiales peronistas.

El 2001 está fresco. Sobre todo por la liturgia del espontaneísmo que inauguró. También fue el momento en el que se intentaron las asambleas. Las asambleas terminaron deshojadas y lo del espontaneísmo, como valor en sí mismo, quedó. Como si las reacciones espontáneas de la gente o la gente “suelta”, sin vínculos con ninguna organización social, fueran más valiosas o más justas. En TN, esta semana, se pudo escuchar a los cronistas de las marchas “del campo” en Plaza de Mayo describir “lo espontáneo” de esa protesta, contraponiéndola a la respuesta “organizada” de D’Elía. Había muchas maneras posibles de presentar el escenario confuso que se vivía esas noches, pero los cronistas eligieron una, probablemente llevados por una inercia mental que a esta altura es “operación”. Del lenguaje, pero una operación. Describir una marcha como “espontánea”, dejó que sobre esa palabra cayera toda una cadena semántica (espontáneo, libre, legítimo, verdadero, natural, educado, independiente, creíble, etc.), mientras que no sólo D’Elía, sino también la multitud de Parque Norte fue descripta como “organizada”, lo cual reforzó la “operación” con la cadena semántica de lo “políticamente organizado” (clientelismo, pago, ignorancia, segundos intereses, insincero, patotero, etc.).

En un magnífico ensayo titulado La política y el idioma inglés, George Orwell decía que “es claro que la decadencia del lenguaje ha de tener, en última instancia, causas políticas y económicas. Pero un efecto se puede convertir en una causa, reforzar la causa original, y producir el mismo efecto de manera más intensa, y así sucesivamente”. Cuando los medios masivos dejan decaer su propio lenguaje “por impericia o dejadez”, están abandonando clandestinamente la objetividad que proclaman.

Lo espontáneo y lo organizado son apenas un par de nociones opuestas que se usan en los medios masivos, ajustadas a un contexto ya pasado, que las cargó con un sentido que hoy favorece a la reacción. Poner las cosas en esos términos es seguir sobrevalorando lo espontáneo, cuando en sí el espontaneísmo no sólo puede hablar de sinceridad, sino también de ignorancia; no sólo puede connotar independencia, sino también resistencia a la asociación y a la cooperación con los demás. A estas dos últimas virtudes sociales se puede acceder más fácilmente a través de la organización. Pero la palabra organización sigue siendo usada de modo peyorativo en los medios masivos. Termino con Orwell, que lo dice mejor que nadie: “Esta mezcla de vaguedad y clara incompetencia es la característica más notoria de la prosa inglesa moderna, especialmente de toda clase de escritos políticos. Tan pronto se tocan ciertos temas, lo concreto se disuelve en lo abstracto y nadie parece capaz de emplear giros del idioma que no sean trillados; la prosa emplea menos y menos palabras elegidas a causa de significado, y más y más expresiones unidas como las secciones de un gallinero prefabricado”.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
[Continuar leyendo...] Las cirugías mentales.&url=https://dejamelopensar.com.ar/2008/03/31/las-cirugias-mentales/" target="_blank" rel="noopener" aria-label="Compartir en Telegram" onclick="gtag('event', 'te', {'event_category': 'Las cirugías mentales', 'event_label': 'share-te', 'value': '1'});">
Telegram

24 respuestas a «Las cirugías mentales»

Sandra, en relación a términos trillados hay uno que a mí me preocupa más: los derechos humanos. Un gobierno que enarbola la defensa de aquellos, porque aprueba los actos violencia de D´Elia?

Felicitas: ¿a vos lo que te preocupa de todo esto es la violación de los derechos humanos que hizo D´Elia? Yo desapruebo lo de D´Elia, claro, pero eso no me impide separar el árbol del bosque. Acá lo que pasó es mucho más grave que cinco piñas en plaza de mayo. Eso fue lo que subrayó TN, pero no significa que debamos quedarnos con esa lectura. ¿Qué tal pensar un poquito más allá y leer también el corte de ruta que impide la circulación de alimentos a toda una población, hace subir los precios de la canasta familiar y deja a miles de argentinos por abajo de la línea de pobreza y los sumerje en la indigencia? ¿O vos vas a pretender, Felicitas, que esa preocupación no te deja dormir? Apareció un cacareo nuevo, insólitamente hipócrita: antes se oponía al corte de rutas y de calles, ahora lo defienden, antes callaban frente a la indigencia y a los intentos de esa gente de reclamar y protestar, ahora defienden el reclamo de los pequeños productores, antes no dijeron ni mu respecto a las violaciones de derechos humanos y fueron a la marcha de Blumberg, ahora resulta que son expertos en el tema.

Felicitas: no seas frívola. Denunciá el mamarracho de D`Elia todo lo que quieras. Yo firmo. Pero deslizar que el gobierno usa los derechos humanos «electoralmente» te pone peligrosamente del lado de los que quieren frenar los juicios a la gente que secuestró, torturó y mató. Alguien por ahí dijo que un signo de inteligencia es poder mantener dos pensamientos distintos en la cabeza al mismo tiempo. Te sugiero entonces un ejercicio, si realmente te interesan los derechos humanos: denunciá y desaprobá lo de D´Elia y defendé a ultranza los juicios a los represores.

Me parece acertadísimo – como de costumbre por supuesto – tu visión sobre el vergonzoso papel de los medios de comunicación en este “conflicto”. Desde que comenzó este virtual intento de golpe de estado creo que eres la primera que se anima escribirlo en un diario de alcance nacional.
A pesar de que siempre leo tus notas, no estoy acostumbrado a dejar mensajes, pero en dos de tus notas anteriores (La plaza de las trillizas y Dolor pais) dejé mi comentario y en las dos me refiero justamente a esto que vos describís como una “operación del lenguaje”, para mí en realidad es un intento de golpe de estado mediático.
Los canales actuaron coordinadamente, con una descripción homogénea de lo que estaban mostrando, como si tuvieran, fíjate que paranoico soy, como si tuvieran un libreto escrito de antemano o pautas muy claras de lo que iba a ocurrir y como debían mostrarlo.
Sabemos que los grupos concentrados de poder que manejan los medios de comunicación son cualquier cosa, menos idiotas, ¿pueden estos grupos “equivocarse” en la forma de cubrir una situación como esta? Definitivamente, NO
En una nota de ayer de Pagina, al referirse a la desmesura de la reacción conservadora frente a una medida que no tiene en sí mucho impacto económico ni en los productores ni en el gobierno, Ernesto Tenembaum decía entre otras cosas: “LA ARGENTINA TIENE UNA OPORTUNIDAD ÚNICA EN ESTOS TIEMPOS: NO HAY AMENAZA MILITAR, NO HAY AMENAZA DE CRISIS ECONÓMICA. NO OCURRIÓ ESO EN UN SIGLO. HAY PLATA Y TIEMPO PARA REFORMAR LA EDUCACIÓN, LA SALUD, LA CIENCIA, LA INFRAESTRUCTURA DEL PAÍS Y CAMBIAR LA HISTORIA.
A la luz de estos hechos incontrastables que señala Tenembaum, las preguntas surgen solas: ¿No será JUSTAMENTE POR ESO? ¿Pueden los grupos concentrados de poder salir con los tapones de punta contra el gobierno y solo por su “afán informativo para con la sociedad” darle a esa sociedad una “lectura equivocada” del conflicto? Definitivamente no. Aquí hay otras cosas que aun no se han hecho publicas.
Como de costumbre, impecable lo tuyo. Gracias por escribir siempre.

Todo lo que escribís esta bárbaro, hasta que llegas a D´Ellía, ahí te cegás, mirás para otro lado, pero sabés perfectamente que es imposible defender a ese ser contradictorio y patético.

Menguele: Matemos a todos los judíos
Videla: Matemos a todos los zurdos
D´Ellía: Matemos a todos los rubios

Sería bueno que en algún momento reconozcas que D´Ellía no Guevara.

Que intolerante soy, estoy cansado de los pelotudos que hablan de la piña de D’elia como tema central del problema, cuando los que tienen el poder les siguen rompiendo el culo, a Felicitas, a mí y a todos los demás.

Nunca escuché decir a D’elia «Matemos a todos los rubios», lo que dijo es que odia a la burguesía con el mismo odio con que la burguesía odia a los negros, eso fue lo que dijo, y tiene el derecho que le otorga una historia de ultraje y despojo por parte de los primeros hacia los segundos para sentirlo así.
La verdad, me hago cargo, la piña de D’elia estuvo bien puesta, yo podría reaccionar parecido si un tipo se me pega al lado insultándome durante dos cuadras.

Hablando de los medios y su lenguaje. Hoy Julio Basán se pisó, pobre.
Estaba transmitiendo para TN y dijo: «los piqueteros rurales, perdón por la expresión equivocada, los trabajadores rurales en lucha». Fue a las 11.40 desde Arroyo El Sauce.

Un día de éstos en algún canal nacional se les va a ocurrir plantear que la llave del conflicto la tiene Eduardo De Angelis, el señor de Gualeguaychú. Cuando se baje de la camioneta y pare su campaña para ser presidente de la Federación Agraria se va a terminar este conflicto. Eduardo Buzzi, actual presidente de la Federación, no puede negociar ninguna salida porque sería tildado de blando o traidor. Si acepta las propuestas del gobierno pierde las próximas elecciones. ¿Y los 40 millones que quedamos en el medio? Nosotros comeremos carne y verduras cuando al señor De Angelis se le ocurra.

Sandra y visitantes del blog

Contra estos medios que intencionadamente desinforman,
Contra Beatriz Sarlo -su viejo partido, el PCR, apoyó a Isabelita y habla de ‘calidad democrática’-, y la cumbre liberal reunida en Rosario,
Contra los procesistas La Nación y Perfil,
Contra Elisa Carrió, Cecilia Pando y la inmunda Sociedad Rural,
Contra Maurizio Macri y la impunidad de su cinismo

este martes tenemos una oportunidad histórica: volvamos a la Plaza. Y gritemos con rabia y con pasión.

Será el mejor modo de homenajear a nuestros muertos queridos.

cordialmente,
Pablo P.

Estimada Sandra:
Estoy absolutamente de acuerdo con su artículo y su excelente metáfora de la cirugía mental, cuyo peligroso bisturí es la manipulación del lenguaje, juego que incluso se ha utilizado para tergiversar Biblias y crear incluso religiones desde tiempos antiguos.
Es increíble cómo gran parte de la masa de gente se deja manipular por esas «cirugías» y, lo que es peor, vuelcan sus «oposiciones por deporte» camufladas por reclamos serios, aún sin saber qué apoyan o discuten.
Por eso, aunque no voté a la presidenta, y no esté de acuerdo con muchas cosas que hace, y cómo hace muchas que hace, estoy del lado suyo siendo un ciudadano común sin ninguna bandera partidaria ni gremial de ninguna clase. Estoy en contra del castigo al pueblo con el desabastecimiento. Y aquí no sirve decir quién tiene la culpa, sino quién tiene la intención. El campo está lastimando al pueblo argentino y reclama al mismo tiempo apoyo, una contradicción terrible, al mismo tiempo que hecha culpas. Y lo que es más peor, es para que puedan ganar lo que creen que se merecen, y no para reclamar trabajo por estar en la pobreza como hacían los viejos piqueteros, que a su vez no afectaban al pueblo como lo hace el campo.
La aplaudo Sra. Sandra.
Saludos afectuosos.
Gabriel

Estoy de acuerdo con lo que decis de los medios de comunicación, y ya que lo viste en los demás, te recomiendo que leas tus artículos anteriores donde vos también utilizas palabras que generan determinadas reacciones.
El periodismo no puede ser nunca objetivo, vos no pódés ser objetiva, como yo tampoco puedo; ahora que sabés eso, al menos tratá de informarte bien, y tratá de escojer mejor las palabras que utilizas en tus artículos.

Matías: ya que hablamos de elegir palabras y de informarse bien me permito informarte que escoger se escribe con G y no con J. Escoger es elegir un bando. Y lo que nos hacen los terratenientes ES COGER también pero sin que nosotros tengamos ningún disfrute en ese acto.
Y seguramente que Sandra no puede ser objetiva y yo tampoco lo soy. Lo confieso, aunque hoy hice un enorme esfuerzo para entender por qué el helicóptero de C5N mostraba 3.000 personas y los organizadores decían que eran 30.000. ¿Será que todo este tiempo también fueron unos pocos que decían que representaban a muchos?

En una entrada anterior sostuve que los grupos concentrados de poder dueños de los medios de información, no suelen cometer errores a la hora de presentar su visión de los hechos; es mas, sabemos que los hechos solo pasan si los muestra la televisión y de la manera en que los muestra la televisión, por lo tanto, su intento de golpe de estado lejos está de la «impericia o la dejadez» cuando los lleva a abandonar la objetividad. Todos los periodistas, cronistas, editorialistas y hasta el mas ignorante e impresentable notero de esto medios tuvieron – y tienen – un discurso anti-gobierno – o «anti-Cristina» como les gusta titular- homogéneo y sin fisuras, incluso diciendo lo opuesto a lo que mostraban las imágenes que no se podían editar por su inmediatez.
Me pareció excelente el mensaje de ayer de la Sra. presidenta en donde los puso un poco, solo un poco, en evidencia ante la mayoría de la población.
Claro, ahora viene la reacción y por estas horas todos los «representantes del campo» están saliendo por America24, TN, Crónica, C5N, exponiendo «sus verdades» .
No nos dejemos engañar, ese pequeño sector del país que cortó el abastecimiento de alimentos básicos a la población empujados por razones que seguramente en muchos son valederas, esos que estuvieron 20 días en la ruta, esos no son el enemigo, el verdaderamente peligroso, el que es de temer, el que nos hace mas daño, no estuvo en las rutas cortando, estuvo desinformando, estuvo lanzando un mensaje golpista, estuvo minando el sacrificio de todos los que trabajamos para hacer de este país un lugar digno para vivir. No descuidemos al verdadero enemigo. No dejemos que nos derrote.

Matías: Para mí no importa la objetividad, que además es difícil que exista, pero sí importa la coherencia y es esto lo que vas a encontrar en los artículos de Sandra Russo.
Si leemos página 12 sabemos más o menos a quienes leemos y cómo piensan, lo mismo si escuchás radio 10 o ves C5N, son elecciones.

Hablando de coherencia, los que hemos leido Pagina 12 desde el numero 1 y ya no lo leemos sabemos muy bien lo que han hecho con el diario. Da mas para la lastima que para la indignacion. Antes Hadad era el simbolo de una cosa y ahora es otra, como la television Tinelli, como los gordos del sindicalismo, como Puerto Madero, como Carilo. Coherencia hubiera sido mantener los principios y evolucionar politicamente. Y predicar con el ejmplo. Lo que hoy vemos es simplemente defensa acritica de lo indefendible, la justificacion de lo injustificable. Es esto periodismo?

Azulgris, enonces no leíste los artículos de, por ejemplo, Zaiat, Aliverti, etc.
¿No son críticos?
No entendí lo de Hadad, la tv tinelli, puerto madera, cariló.??

Mauro: no se que entendes vos por critica o cual sera tu idea de periodismo. Para no aburrir con ejemplos, antes en Pagina 12 estaba Susana Viau, ahora lo tenes a Aliverti, que no sabe ni hacer la O con una taza y cree que todavia no termino la filmacion de «Solos en la madrugada». Si necesitan quien pontifique pelotudeces ideologicas, mejor que me contraten a mi, que por lo menos no la voy de iluminado. Deberias revisar los archivos de Pagina 12, cuando criticaba, muy acertadamente, la ideologia «Puerto Madero-Carilo-Tinelli-Hadad=Menem» pero claro, ahora la misma ecuacion tiene otro producto, ergo esta todo bien. Es imbancable el doble mensaje, semejante hipocresia. Si la idea del diario es que su funcion es defender lo que sea y como venga lo que hace este gobierno, fenomeno, pero que lo digan claramente, asi buscamos periodismo en otra parte (no se donde a esta altura).
Para terminar, vuelvo a la pregunta: es esto periodismo?
saludos

AzulGris: vos te parecés bastante a lo que criticás de Aliverti, ¿no? Por lo menos ese decir A y luego cambiar a B a Aliverti le llevó años, a vos te llevó sólo 5 horas. En tu comentario anterior te quejaste de que no había críticas al gobierno en Página 12. Cuando Mauro te señala ejemplos concretos de que sí las hay (agrego otro ejemplo: la nota de Tenembaum «Estamos todos locos»), vos cambiás lo que dijiste. Ahora resulta que no te molesta la «defensa acritica de lo indefendible» sino el contenido de la crítica en particular.

Entonces te contesto a la pregunta: «¿Es esto periodismo?» Sí, AzulGris, lo es. Te pregunto a vos «¿Es lo tuyo gataflorismo?» Lo que vos estás pidiendo no es periodismo, es perfecto acople entre lo que pensás y lo que leés en Página 12. Y me atrevo a decir que, aunque Aliverti no es santo de mi devoción, prefiero que escriba siguiendo su propia coherencia, y no la tuya. Por lo menos el no cambia lo que dice cada 5 horas.

Azulgris: vos hablarás del diario que dirigía Lanata. El mismo Lanata que «evolucionó políticamente» y se fue a trabajar con Tinelli.

Bueno, bueno, no pretendi acaparar la discusion ni sulfatar a nadie con una mera opinion sobre lo que ahora, unas horas mas tarde, creo que es el diario mas interesante, mejor escrito e intelectualmente mas estimulante que hay en el mundo todo. Jose: no voy a defender a la opinion de Lanata, solo la mia. Cristian: muchas gracias por tu analisis psicologico, por hablar por Mauro, y por compararme con Aliverti. Me has dado una leccion de humildad y de claridad politica que nunca olvidare.

No sulfataste a nadie, AzulGris (creo que quisiste decir sulfurar, no sulfatar, pero ya que te fuiste para ese lado: AzulGris: ¡ponete las pilas!) Respecto a la lección que aprendiste: de nada, para eso estamos. Saludos para vos y para tus variados cambios de humor y de discurso.

En «El dibujo de Sabat» que publicaste en Página12 lei tu primera interpretacion sobre la caricatura de Sabat. Yo del dibujo leí que Nestor Kirchner le decia al oido que se callara, que no se exponga tanto. No que Cristina no tenia voz propia sino todo lo contrario. Que no contestara agravios y se guardara algo. Que el silencio es poder y lo estaba desperdiciando. Casi una discución matrimonial casera un domingo por la mañana. Te mando un beso y gracias por todo lo que escribis que es, por demas, extraordinario.

AzulGris, Mauro y Matías

Déjemos las minucias y las retóricas inconducentes, todos los argumentos merecen ser atendidos y todos tenemos diferencias. Necesarias diferencias, por otro lado.
Les propongo, humildamente, identificar con claridad cuál es el enemigo principal. Y ustedes saben bien quiénes son. No olvidemos eso.

saludos
Pablo

Yo aporto una gotita mas: No identificar al enemigo, identificar las ideas individuales y refutar o compartirlas individualmente.

Si no corremos el riesgo de Carrió, de tener que hacer un salto ideologico solo para ponerse en rol opositora.

De Pagina 12 diría que fue el diario mas interesante para leer estas ultimas semanas, ya que fue el unico diario que respaldó su postura (sea oficialista, opositora, errada o correcta) con datos e informacion, no solamente con opiniones. Si el diario Nacion ubiera dedicado menos esfuerzo en la piña de D’Elia y mas en tratar de demostrar porque un productor se caga de hambre, quizas hubiera sido un diario mas interesante para leer.

Tambien es interesante ver como el diario, como una linea editorial, dijo «Si» en su momento y ahora empieza a matizar con el «Pero» (ver entrevista a Lo Vuolo por ejemplo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *