Categorías
Mi Archivo de Notas

¿Provocación a quién?

Solamente merced al desmadre social, político e informativo de las últimas semanas se puede entender que hasta el lunes no una, sino muchas voces tildaran el acto de ayer como una “provocación”. Solamente en una coyuntura delirante se puede creer que después de 90 días de no saber si se puede circular libremente por la mayoría de las rutas argentinas, con canales de noticias emitiendo ininterrumpidamente imágenes de góndolas vacías por el desabastecimiento e interminables colas de vehículos en estaciones de servicio, se puede creer que un acto en defensa del gobierno elegido democráticamente hace siete meses puede ser una “provocación”. El acto no fue la provocación, ya sin comillas. La provocación fue y sigue siendo que un gobierno democrático, como ninguno hasta ahora, pretenda redelinear este país, en una escena de excepcional perspectiva de riqueza, para que el Estado pueda redirigir una parte de la renta en beneficio de aquellos que debe proteger prioritariamente cualquier Estado decente: los más débiles.

Es allí donde los admiradores de los Estados modernos se ponen medievales. O bananeros, que es lo mismo. Es allí donde quienes no se cansan de señalar los defectos de este gobierno, jamás se preguntan por la excelencia de la oposición. Por la calidad política de la oposición. Les alcanza con que se trate de oposición. Si se trata de criticar al Gobierno, que hoy es lo más cómodo y fácil, no se ahorran adjetivos ni centímetros del pecho: lo sacan, como si fuera valiente repetir argumentos trillados, capaces de encarnar en golpes de cacerolas.

Están diciendo ahora mismo, por televisión, que todavía la plaza no se ha desconcentrado y que todavía “hay temor entre la gente”. ¿Qué gente? ¿Y cuál es el temor, si ayer sólo se concentró la gente que quería verse las caras, porque ante tanto vacío de contenidos por parte de los grandes medios, se sentía sola, angustiada, desconcertada en sus expectativas y necesitada de expresarse? ¿En qué se basan para reivindicar el derecho a la renta a cualquier costo y para adjetivar como “provocación” un acto de apoyo al gobierno democrático, con una lógica mayoría peronista?

Si de lo que se trata es de agregarle democracia a la democracia, y parece que es el único camino moralmente transitable, también habría que agregar más democracia en las relaciones entre todos. Cuando sube la estatura del adversario, es porque también sube la propia. Hay una larga lista de reproches que hacerle a este gobierno, que ni siquiera insinuaré porque no tengo que estar posando de equidistante. Pero la invitación está hecha, y por esa sola invitación merece ser defendido. El gobierno democrático nos devolvió la política en su término grave, en su amplitud más ancha. Es un gobierno peronista, claro, y trae consigo sus bombos metafísicos y sus tristes fantasmas. Pero ey, amigo, no somos holandeses. En la Argentina hay peronismo, y al menos hasta que no haya otra fuerza capaz de desandarlo, los matices deberán postergarse en beneficio de los grandes consensos.

En esa dimensión amplia de la política es donde la oposición debería hacer eje, si de verdad aspira a otra cosa, y tiene otras alternativas, y buenos argumentos para defenderlas. Estaría muy bien que de nuevo vuelva a haber partidos políticos con lealtades y solidaridades transparentes, en lugar de este embrollo de dirigentes que saltan de agrupación en agrupación y de silla cuando ven una vacía. Estaría muy bien que de esta crisis, que padecemos pero de la que también estamos obligados a aprender cosas, nos brotaran tanto mejores funcionarios como mejores opositores.

¿Te gustó?  Compartilo 👇

WhatsApp
[Continuar leyendo...] ¿Provocación a quién?.&url=https://dejamelopensar.com.ar/2008/06/19/provocacion-a-quien/" target="_blank" rel="noopener" aria-label="Compartir en Telegram" onclick="gtag('event', 'te', {'event_category': '¿Provocación a quién?', 'event_label': 'share-te', 'value': '1'});">
Telegram

12 respuestas a «¿Provocación a quién?»

Sandra…como siempre tus palabras son con oxigeno entre tantos narcotraficantes de la informacion y del sentido comun.
el Miercoles estuve en la Plaza de Mayo, fui solo, me senti convocado para defender la Democracia y porque sentia que tenia que estar entre tantas cacerolas sordas de escuchar el cuento completo.
Fueron dias tenebrosos, quizas porque vivo en medio de los lobos, enbelgrano y tengo comercio en la zona del Alto Palermo, me ha pasado de que señoras muy bien vestidas, con menos pueblo que Mirta Legrand entraran a dejarme un volante en contra de «esta»(como se refieren a la Presidenta) y al rechazarselo diplomaticamente, recibir una serie de insultos con el clasico «peronista de mierda», muchos como yo, que no somos militantes, pero tenemos ganas de ser parte, de ser convocados, de hablar, y que vivimos en estos barrios tan top. nos sentimos tan solos, sin capacidad de reconocernos entre nosotros, tan con la cola entre las piernas entre tanto fascismo, entre tanto idiota util…la Plaza me lleno de emocion, escuchar esa hermosa cancion de Copani…cacerolas de teflon…
estoy avido de participar con la gente de barrio, de no regalarles la calle, de ejercer el derecho a participar, a debatir, a no dejarse pisotear…hoy me cuesta mucho escribir..tengo 35 años y esta situacion me llena de indignacion y bronca….pero hay que imponer otra logica d ehacer politica, donde las ideas se impongan al sentido comun de los Medios…desde mi humilde lugar convoco a los que quieren hacerse oir, seamos creativos y juntemonos. Un abrazo Sandra

Somos muchos los que no creemos en el espejismo de que hay dos bandos, los buenos peronistas de un lado y los deleznables gorilas del otro. Francamente, no veo ninguna diferencia entre las bandas mafiosas que desde hace decenios utilizan en provecho propio los bienes y recursos del estado, y la viejos terranientes de la Sociedad Rural. Y no se preocupe tanto por los grandes medios. Hasta hace unos meses, Clarín formaba parte del consenso del silencio sobre las prácticas de los Kirchner, que son iguales a las de Menem, aunque con otro envoltorio retórico. En fin, allá usted por colocarse del lado de De Vido, Moreno, los Fernández… Hoy leía en una de las carpas pro-K que las retenciones móviles irán a parar a cosas como escuelas y hospitales. S

Quiero responder a Anonimus…
no dar el nombre y anunciarse como «Anonimus» no me resulta muy honesto intectualmente. Algunas cosas…no hace falta ser peronista de los buenos para ir a la Plaza a apoyar la democracia, y el que crea que se pueda colocar en el medio, en la pureza, sin estos ni aquellos, es nomas que una posicion comoda para no manchars e los zapatos ante la contradiccion, es no ponerse la camisteta,no jugar el partido, es ponerse en comentarista y decir que son todos malos…un clishe muy conocido por lo poco valienteante la historia. Saber mirar entrelineas lo que pasa, el relato que nos hacen los medios requeire conocer un poquito de nuetsra historia, la mas reciente nomas para saber que es lo que se esta discutiendo…pienso como Sandra en que este no es u ngoboierno libre de manchas, tiene muchas contradicciones, muchas zonas grises, pero si es un gobierno que hizo y hace muchas cosas que nadie esperaba que no voy a enumear porque ya sabemos cuales son por mas que no les den demasiada prensa. Que Clarin haya cambiado con respeto al gobierno? puede ser, mas yo nunca le crei, pasa que ahora perdieron cierta sutilezas.
Lo que este presente lo que menos necesita es de cinismo al costado del camino mietras la historia pasa, porque mientras nos conformamos criticando de afuera el pais sigue existiendo, la riqueza la tienen los mismos de siempre mientras los miles que todavia no la vieron esperan que los discursos de distribucion de la riqueza se haga realidad y para eso es necesario que sectores de la sociedad se transformen en Masa Critica para que los medios no opinen por la gente y hagamos madurar nuestra democracia para que se empiece a cuidar solita. Estoy contento porque a pesar de todas las cosas que no me gustan a Cristina la quiero, la banco y estoy orgulloso de la Presdenta que tenemos…y eso que no soy peronista y no tendria verguenza en asumierlo si asi fuera.

Cuando hace falta escribir tanto y dar tantas vueltas para defender una posición, es que es indefendible. No importa si los argumentos con los que se critica al gobierno son o no son trillados, ya que son siempre los mismos y no tienen porque variar: corrupción, concentración de la riqueza, patoterismo, subsidios a las grandes empreseas, no tener políticas a largo plazo, improvisación constante, falta de rumbo, y varios etceteras. No me asombra que la mayoría de los medios critiquen al gobierno, lo que me sorprende es que existan periodistas que lo defienden tan ciegamente.

QUERIDO JAVIER:
LO QUE VOS NO TE BANCAS ES QUE ALGUIEN PIENSE DISTINTO, PAPITO, DEJATE DE JODER LOCO, SOS GORILA Y NO HAY NADA QUE HACER CHABON. Es corta: cuando pintan los muertitos son siempre del mismo lado, nene. lo dice la historia. Y no aprendemos…
Saludate!

Sabés que pasa PAPITO. Estás confundido. Te lo explico brevemente porque me da un poco de bronca no poder aguantarme en contestar estos comentarios. En primer lugar , estoy un poco cansado de que mezclen absolutamente todo. Hablan de golpes, hablan de muertos. Tanto te cuesta ver que en esta coyuntura que estamos viviendo no tienen nadie está a favor ni de un golpe ni de matar a nadie ni de ninguna de esas barbaridades que sacan a relucir los partiadrios de este gobierno cada vez que tienen una cámara o un micrófono en frente. Es evidente que el actual «modelo de país» encabezado por la pareja Kirchner sólo puede ser sostenido sólo sobre la base de la construcción de ciertos mitos. Y nada más. Despertate, mirá un poco a tu alrededor. Y no te hablo de lo que pasan los medios las 24 horas. Informate seriamente,. Lo que está pasando con el país es desastrozo, están rematando el territorio nacional, al tiempo que salen con ideas delirantes como el tran bala. Yo no puedo creer que hablen de redistribución cuando vemos que cada vez los capitales están más concentrados en pocas manos. Y por favor, terminenla con lo de «gorila». Francamente no sé que se quiere decir con ese termino. Si significa antiperonista, en ese caso seré gorila. No soy peronista, aunque rescato los logros sociales obtenidos durante el primer gobierno de Perón. Por lo demás, soy partidario de un modelo de país donde se redistribuya en serio, fomentando el trabajo y la producción. Donde no haya chicos con hambre ni la pobreza que hoy tenemos. No puedo entender, no me entra en la cabeza, que en un país donde se puede producir casi diez veces más de lo qiue se necesita para el consumo interno, tengamos una situación semejante. Veo con tristeza como nos vamos acostumbrando s ver panoramas desalentadores, donde empezamos a tomar como algo «normal», como algo «natural», el clientelismo político, la corrupción, los grupos parasitarios que viven a costa del gobierno. Y ahora si, me dejo de molestar. Un abrazo. Haya paz.

Dia 1 : aun con el vascolet en sus labios un ministro de envidiable laberinto de mechitas dijo con voz de adulto: largamos.
Dia 7 : A mi me incomoda la piedrita en la alpargata? y a usted? tambien? caramba, hagamos algo paisano. Y lo hicieron
Dia 9 : Es solo un castigo, asi argentina no se vuelve el pais «AdeS», solo por eso..en serio…
Dia 15 : En si, no es solo por eso, es porque…haber, si, debe ser seguro esta contribucion a …he…haber…ah! para..el tema de…si si, para que no se vuelva Argentina Ades..(seguro?) mmm no se…
Dia 30: No no, es para el tema que vuelva al pueblo! eso! es para que esa cosa llamada plata que LES SOBRA vuelva al tipo pobre, claro! ese que nosotros lo buscamos para equilibrar la democracia y asi sea un pais para todos!
Dia 50: Udes les estan sacando el dinero a los pobres! ahh! si, lo vamos a llamar «redistribucion», asi sin acento.
Dia 70 : Les repetimos, esto es para el pueblo, por eso, es para todos/as
Dia 80 : Dale, sean buenitos…
Dia 97 : Ta bien…son malos che….
Dia 101 : Hijos de puta!

Caro PC77,
Lamentabilísimamente, los rumores de «a esta la bajamos antes del jueves» circulaban a gritos, en mensajes de texto y rumores nada discretos… Había un plan orquestado por alguien detrás de todo esto? No lo sé. Lo que sí sé es que así empezaron los cacerolazos del 2001, que terminaron en lo que terminaron.
La «redistribución en serio» empieza, caro amigo, por políticas fiscales fuertes. Que, lógicamente, no le gustan ni un poco a quienes le tocan el bolsillo. Después, claro, hay que vigilar (para algo hay, entre otras cosas una Auditoría Gral de la Nación, en manos de la oposición de turno) que dicha redistribución se realice. Institución y + institución, eso es lo que hace falta para que los niños pobres no tengan hambre y los niños ricos no tengan tristeza (perdón! No pude evitar el chiste, me recordaste a Carlos M, con esa frase!). En este sentido, no sé bien a qué te referís con los «grupos parasitarios q viven a costa del gobierno». En cualquier caso, si hay «subvencionismo» es porque gracias a 30 años de gobiernos milicos, radicales y el de Carlos M, tenemos la estructura socioeconómica descalabrada. Y muchos de los q reciben dinero, están estructuarlmente imposibilitados de reintegrarse, al menos a corto plazo… pero a corto plazo, también tienen que comer, me parece, no?
Es cierto que hay cosas para que criticarle al gobierno. Pero acá nadie es santo. Y la discusión de quién es más malo (los políticos corruptos o los empresarios agrarios q tienen en negro a sus empleados? las matufias peronistas o los evasores fiscales??) y quién se sube a más mitos que el otro (no te confundas, amigo, las banderas argentinas, los gauchos con sus tonadas y las vírgenes de Luján no están simbólicamente vacíos…) es totalmente inútil.
Me parece que acá muchos no se hacen cargo de las responsabilidades que tienen por el lugar que les toca. Y lo que es intocable, te guste o no el gobierno de CFK, son las instituciones. Presidenta electa por voto universal, obligatorio y secreto. Democaracia directa. Son conceptos demasiado nuevos para que entren en la cabeza de algunos…

Hola EM. Acá no se trata de bajar a nadie. De hecho la mayoría de los votos de Cristina proveineron de los sectores rurales, ya que en los grandes centros urbanos no le fue tan bien. Es más, yo voté a Pino Solanas, pero te confieso que ante un eventual escenario de ballotage con Carrió, no hubiese dudado en darle mi voto a Cristina.
Cuando hablás de los cacerolazos de 2001 no entiendo bien a qué te referís. Te aclaro que yo salí a cacerolear en ese año pero ni se me cruzó por la cabeza hacerlo en la circunstancia actual. Y no lo hice no porque esté de acuerdo con el gobierno sino porque me parece que teniendo en cuenta el valor simbólico de las cacerolas luego de 2001 (una expresión genuina de hartazgo generalizado, un grito de que se vayan todos -aunque no se haya ido nadie-), no correspondía hacer un uso/abuso de esa «herramienta ciudadana». Coincido con vos en que hay muchos sectores que aprovechan la actual conrcunstancia para ver si efectivamente puden sacar redito político (los partidos) o ver si se pueden llevar puesta a la Presidenta (los «ciudadanos» malnacidos). Pero dejame que insista: todo eso no es más que una casacara. Acá loque está en discusión es un tema muy concreto. Y te equivocás si pensas que esto es alg que afecta sólo al campo. Si tuvieras una visión federal del asunto, te darías cuenta que nuestro país está plagado de pueblos (pueblos a los cuales durante los 90 le saquearon sus vías, sus puestos de trabajom convirtiéndolos practicamente enpueblos fantasmas). Muchos de estos pueblos dependen casi de forma exclusiva de la actividad agropecuaria, y este nivel de retenciones (nadie está en contra de las retenciones en sí, de hecho aunque el 35% qe había hasta marzo supera por 2 puntos la medida de 33% que se considera confiscatoria, esas retenciones eran aceptadas por todo el sector) y encima el hecho de que sean móviles es algo francamente incomprensible. Fijate además que el el destino que tendría ese dinero extra que el gobierno sacaría de esas retenciones fue explicado recién en el día 90 y pico. Y se hixo porque la plata que el gobierno pensaba que iba a sacar, en realidad ya la había perdido. Se hablo de hospitales, de caminos, me parece perfecto pero para están los impuestos y es una verguena los caminos que hay en el interior y las condiciones de las escuelas y los hospitales.
Hay gente de bien y gente de mal en ambos lados y por supuesto que cuando manifiesto mi posición respecto a este tema, lo hago siempre considerando a la gente de buenas intenciones de ambos lados. La gente que no quiere que haya más pobres pero que, en todo caso, tienen visiones distintas de como hay que hacer para hacer de ese deseo una realidad.

Un abrazo.

Quisiera expresar mi total acuerdo con Emiliano Marcovecchio. Al igual que él en los últimos cien días he sentido una rara sensación de alienación con respecto a la casi totalidad de gente que me rodea, desde mis vecinos, pasando por mis compañeros de trabajo, circunstanciales compañeros de viajes en colectivos, en el gimnasio, familiares, etc….
Creo que todo «explotó» cual grano de pus; la infección creada por el odio de clases tuvo su oportunidad de salir a la luz en la epidermis de nuestras clases medias en su forma mas brutal y descarnada, despojada de cualquier tipo de sutileza. Para qué la sutileza, si supuestamente todos los que habitamos en el mundo de esta clase media desclasada pensamos lo mismo, ¿o no?, ¿no pensamos todos, repito, todos, que a «ésta» la votaron los «negros de la villa»?, ¿no pensamos todos, acaso, que gobiernos como éste se basan en prebendas para los holgazanes que cobran los $ 150.- de lo planes sociales, los punteros políticos y los sindicalistas chorros?, ¿no creemos todos que estos zurditos resentidos nos quieren llevar nuevamente al «enfrentamiento entre argentinos»?, ¿no nos parece a todos los que somos «gente» y no simples piqueteros que a «ésta loca montonera» se le va la mano cuando, encima que la dejamos gobernar en nuestro católico, apostólico y derecho país, encima se quiere hacer respetar?
Sí Emiliano, yo me siento igual que vos en estos días. Tampoco soy peronista y eso realmente no importa. A diferencia tuya, yo no vivo en ninguna zona de las acomodadas, vivo en la zona sur del Gran Bs.As., pero la sensación de soledad y de extrañeza es la misma, ¿paradójico, no?, multitudes de hombres y mujeres, idiotas útiles con ingresos y riquezas tanto o mas escasas que las mías, poniendole el cuerpo, las voces y las cacerolas al reclamo del «campo», para que quede claro que son (¿somos?) «otra cosa», que nunca nos podrán confundir con la «negrada peronista»….
Creo que por ahí va la cosa, cocinada a fuego lento con dosis nada homeopáticas de antipolítica reaccionaria e intereses económicos y corporativos concentrados que ,como siempre, van por todo y no aceptan límites de ningún gobierno por mas legítimo y eficiente que sea.
Estimado Emiliano, creo que no vale la pena discutir con quienes, haga lo que haga este gobierno, no le perdonarán jamás que, aunque fuere nada mas que desde lo discursivo y demagógico (yo no creo que así sea), revindica a aquellos que nuestras clases medias creen que no tienen derecho a salir a la luz: tanto los «desaparecidos sociales» de siempre como los «desaparecidos políticos» de la última dictadura.
Un abrazo y contá conmigo para unirnos en pos de otra manera de mirarnos.
Fabio.

Me doy cuenta que hay un tema que le toca el orto a todo el mundo, y es el tema del racismo. El mundo está en pañales todavía al respecto. Estamos demasiado cerca de toda clase de discriminaciones. Demasiado cerca, todavía, en tiempo y espacio. Vamos, muchachos, queremos divertirnos, pasemos a otra cosa. No me rompas los kinotos con un tema tan pedorro. ¿Quiénes hablan ahora de eso? Apenas algún Foucault –ya muerto- o hasta un Obama… Pero en Europa o en USA, vamos… Acá, en Argentina, no hay racismo. Si no me gustan los chinos, es apenas porque no son bellos, pero no los mataría por eso… Solamente digo que no me gustan porque «a mí» no me gustan, pero eso no quiere decir que sean malos, o que los odie… Yo no soy racista, pero los chinos son feos y malolientes. ¿Y quién lee hoy a Foucault sino un grupito de académicos, encerrados en sus enunciados?

El tema debería ser otro. El glamour, por ejemplo. El inteligente glamour de un Easton Ellis, que sin inocencia gana propagando su estudiada «ficción». Ese sí es tema que nos atañe, más que la aburrida cuestión de genocidios y holocaustos que ya bien hartos nos tiene a todos. Ya fue, ya pasó. Sana, sana, colita de rana. Punto y coma. (…) La corrección política, a qué negarlo, es un dolor de huevos hoy día. ¿A quién le importa algún exabrupto espontáneo, sino a funcionarios de la INADI o alguna otra ONG desconocida por las mayorías amantes del gran hermano?

Entonces, hablar del dolor y del pasado, es filosófico. Debe cernirse a los bancos de alguna especulación extensiva. No es bueno que el hombre esté solo, y si está en la popular, mejor. Porque «los pueblos son insolentes, y el aire huele a animal carnicero», diría alguno por lo bajo. Entonces, tendremos que pensar formas de disfrazar los discursos. ¿Podés amar a alguien que odia lo que vos amás? Sí, sí y sí. Eso es lo único que de verdad pasa. Una diplomacia del sexismo. Para obtener placer, te humillo. Me humillo callándome, cayéndome. Pero me agrando con vos caída a mis rodillas.

Sí, mi mente es un caos. La excesiva información me hace caer en el caos, elevarme a eso que se llama caos, y que es inexistente. Todo discurso requiere un orden, y todo orden una estructura. Toda comunicación requiere ritmo. Esa repetición de acentos que hace acercar al otro. ¿Qué espacio hay, qué aire se respira, entre el dolor y la seducción? Dolor propio, seducción de vos. Decirte lo que no querés escuchar, y quererte de mi lado. No me queda más remedio que aceptar el destino como carisma, y pensar el deseo como veneno, hoy. Hablar hoy de racismo es jugar con fuego en el jardín de infantes.

El mundo se tornó demasiado tonto. Necesito alguien que me emparche un poco y que limpie mi cabeza. O alguien que con su tontería divertida me ate al mundo. Con optimismo, lo digo. Por suerte el Ku Klux Klan ya pasó de moda. Gracias a dios el Kleenex. Las cucarachas tienen paciencia, son inmortales.

¡Salud a todos!… Desde que en este correo irrumpió cual jinete irascible en el horizonte federal el Lopez Jordán con su insolente y provocador exabrupto la atmosfera se enrareció y el debate se abrió paso desde el escenario politico argentino, la soja y el conflicto del campo para pasar por Foucault, el racismo. el amigo Easton Ellis y su supuesto «glamour» (¿será por las vaginas apiladas en el freezer de «American Psicho»?) y hasta el Ku Kux Klan. No es poco. Sólo me resta felicitar a los opinantes por ejercer el mas que sano mecanismo del debate y el intercambio de ideas. De eso se trata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *