Categorías
Política

Gratitud

Hoy cumple años la ex presidenta. Unas líneas sobre lo que tantos y tantas sienten por ella, por su fuerza, su terquedad y su altura política.

En tiempos de asepsias consuetudinarias. De sabios especuladores del desencanto. De tensiones medidas en créditos y débitos. De externas deudas que pretenden pagaderas con hectolitros de sangre laboral.

En el medio de ese laberinto –con cielo abierto para volar por donde se debe—es buena la gratitud.

Las Gracias son, en la mitología griega, las diosas del encanto, la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad.

Pero hay debates: en la tradición ateniense son las tres primeras, y en la espartana son las cinco.

Quien suscribe, como es de público conocimiento, se rige por la tradición sureña. Es decir, la que corresponde a la ascética amorosidad espartana.

Desde ahí, este mandato hermoso es que dice gracias. Y suena a algo más que un cumplido. Aferra realidades, biografías, un tiempo lastimado, un cariño de autenticidades, una convicción con aliento.

Dice gracias sin regalarla nada a la hipocresía derrotista. Agradece sin vergüenza ni disimulo. Repite con firmeza un rasgo de convicción en la memoria.

Lo hace desde ahí. Ubicado en el centro de una Patria reconvertida en Ave fénix permanente. En brazos que vuelven a plantar las semillas de una esperanza después que la guadaña plastificada del neoliberalismo produjo muerte, máscaras de risas cínicas, globos manchados de desocupación, desaliento y tristeza.

La cuarta de las Gracias es la creatividad. La que inventa en el medio de la nada. La que es capaz de ver esperanza en el exacto lugar donde muchos ven oscuridad. La que trae la linterna en le medio de la noche.

Hoy cumple años alguien que encendió una etapa. Que se empecina en renacer desde el lugar de su dolor y que elige con precisión a sus invitados de la vida. Ha sido tocada por la gracia de la elección sublime: cuando le señalaban desenlaces sacó un conejo de la galera.

Las Gracias, dice la mitología, acompañan a los decididos. Sólo a los que eligen un camino a pesar de los Magentos que atraen minerales rancios, los cantos de sirena o las amenazas carcelarias.

La gratitud también cura al oferente: lo libera del peso emocional del silencio, de la murmuración encerrada, de la prohibición del grito. Lo conecta con otros bendiciarios. Lo hace parte de algo más grande que él.

Ser capaz de agradecer es entrometerse con un universo de generosidad. Es desplegar el ansia hacia otrxs. Es salpicarnos de sonrisas.

Una de las Gracias, era conocida como Hegémone y remitía al júbilo de poder celebrar la comunión, el encuentro, detrás de un sentido compartido.

Demasiada coincidencia.
Gracias, Cristina.

Las Tres Gracias. En la mitología griega, son las compañeras de Afrodita, las llamadas Cárites, que son: Aglaya (la Belleza), Eufrósine (la alegría) y Talia (‘Floreciente’).

9 respuestas a «Gratitud»

Escrito que cultiva .
Cristina es autoinmune porque es una convencida de alma . Eso la hace desbrozar el camino .
Ve todo antes de que se produzca .
Es ideal para lo laberíntico, porque siempre pone claridad .

Qué tus palabras le lleguen al alma de Cristina y la entibien y protejan, cómo nos llega a todxs lxs que te seguimos Jorge, gracias y nuevamente felicitaciones poeta.

Cristina es el ser humano más amada x el pueblo humilde, la llaman (LA MAMITA) y ella se lo merece se lo gano con ese amor incondicional q solo ella tiene para su pueblo, la amamos, FELÍZ CUMPLEAÑO PRESIDENTA D CORAZONES…..( propongo con toda humildad, festejar a partir d el nuevo año q viene festejar el cumpleaño d CFK en plaza d Mayo y q cada familia lleve su comida y bebida sin alcohol, q les parece?.

Impecable! Gracias por agradecer a esta Gran Mujer, que much@s argentin@s no merecieron, pero Nosotr@s Si! Cristina, como Eva, ya tienen su lugar en la historia y es brillante!

Gracias a vos Jorge, por hablar por muchos desde tus palabras. Llegara a Cristina esto en brazos de todos los que sentimos ese agradecimiento no por lo logrado sino por lo logrado por Ella respecto a la Vida, mas alla del Pais y nosotros,…su firmeza, mas que su terquedad y la firmeza de saber que ha hecho lo mejor con lo que disponia,…ni mas ni menos,…eso mismo ya no es magia, es un milagro! Y ahora si, y como un coro de un eco infinito, me sumo a tu Gracias Cristina!!

Tu artículo de hoy en página me pareció sumamente inteligente y con un enfoque que muy muy pocos han tenido (tal vez, solo Jorge Alemán). Lo mismo que otro aspecto de esta epidemia, su utilización publicitaria: desde larreta diciendo que se extremaron las medidas a starbucks que envió un mail diciendo lo mismo. En esta época paranoica, donde lo otro es un enemigo, ellos se preocupan por nosotros y, en el caso de starbucks, ellos somos nosotros .
Nota: agradezco también que me des la oportunidad de comentar sin tener que hacerlo por twiter, facebook, etc. a los que yo no estoy adherido y de los que me horroriza su forma no-simbólica de comunicación. Nunca pude dejar un comentario en la-izquierda-diario por ese motivo y mi pregunta fundamental es la siguiente. ¿cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a renunciar a esa hipnosis que, desde Emma Bovary nos biopolitiza?
Hoy día me miro todos los días al espejo y digo: ¡es la hegemonía, estúpido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *