Algo apesta en Jujuy

A poco de cumplirse el quinto aniversario de la detención de Milagro Sala, Gerardo Morales impuso a su ministro de Gobierno, Ekel Meyer, como el nuevo miembro del TSJ. Cuando hablamos de lawfare también hablamos de esto. Columna de Juego de Damas, por Nacional.

Un comentario

  1. La política y el Poder Judicial ; y otros tantos estamentos , no son creíbles, por la manifiesta incongruencia que presentan entre el decir y el hacer .
    Efectivamente la columnista tiene razón al poner fuerte énfasis en el examen riguroso que debe hacerse de los poderes judiciales provinciales , que adolecen de serias falencias de todo tipo .
    Eso sucede porque las provincias actúan como feudos , en los que proliferan toda clase de curros . Lo vi , lo veo desde hace décadas en el Chaco , donde el Poder Judicial está coptado por apellidos acomodados por la política , por relaciones de amantes , por ingresos de parentesco , etcétera.
    El panorama es desolador . Permitieron que el Poder Judicial se convierta en un aguantadero . La política lo permitió .

Responder a Luis Maria SejasCancelar respuesta