Un terror invisibilizado (16 de junio de 1955)

Mientras inventan películas de misterio y ficción sobre aviones fantasma, hoy se recuerda una trágica y verdadera historia aérea. Nota de Jorge Elbaum

Llueve fuego en fragmentos de horror esparcido.
Las alas de unos pájaros metálicos lanzan azufre de odio 
¿Escuchás los motores atildados con cruces listas para despedazar vidas?

Fueron aciagos crímenes de negrura
309 vidas despedazadas
700 heridxs.

Hay un nombre escrito en las baldosas
en esas piedras manchadas de sangre 
con huesos destripados en un sueño amputado.

Frente a cada uno de nosotrxs, 
regresa la lápida de una atrocidad olvidada:  
Se llama Rubén Alberto Bevilacqua
Tenía 3 años en la identidad de sus ojitos.

¿Quiénes fueron capaces de hacer eso?
¿Y quiénes los encargados de que este crimen se silencie? 
¿Fueron juzgados sus verdugos alados? 

¿Qué odio engominado de charreteras jugó sus cartas de bilis en la justificación sanguinaria?

Dos años antes
el 15 de abril de 1953  
sus ancestros, los comandos civiles, 
destrozaron seis cuerpos 
en el subterráneo de Plaza de Mayo.

Esa fue la primera expresión de fuego
de la aviación militar argentina: 
matar a los propios ciudadanos. 

Contra quienes los prólogo de herida 
en mi país de memoria insistente
donde el asesinato sigue latiendo en su íntimo formato de daño:

Santa Festigiata D’ Amico / 
Mario Pérez / 
León David Roumeaux / 
Osvaldo Mouché / 
Salvador Manes / 
José Ignacio Couta./ 

¿Están grabados sus nombres en la Pirámide de Mayo? 
¿Dónde se escriben los documentos de los 309? 
¿Son prólogo de nuestrxs 30 mil?
¿Fueron juzgados o condenados sus asesinos?  
¿Se estudia algo de sus vidas clausuradas en las escuelas sarmientinas? 
¿Cuál es la casilla de correo de quiénes barren la memoria debajo de la alfombra? 
¿En qué dirección de oprobio juega su azar el asesino?

En este texto figuran los nombres de lxs 309 asesinadxs:

Se los vuelve a asesinar si se los olvida. 

En «Serendipias del Horror»,  Jorge Luis Vallazza relata cómo el matutino Clarín se encargó de hacer desaparecer los ejemplares del día posterior a la masacre para que los 309 muertos fuesen invisibilizados. (Serendipias del Horror)

No es grieta. Es un hondo abismo moral y político que nos atraviesa.

Compartí tu aprecio

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Es una nota lacerante . La mejor que escribió este apóstol ateo de estos tiempos , Jorge Elbaum.
    Es una nota que hierve la sangre por el accionar criminal de estos hijos de muy mala madre .
    Cobardes inmundos . Y la iglesia católica avalando estos crímenes . » Cristo Vence » .
    Es una herida abierta . Sólo cerrará cuando un presidente o presidenta de nuestro país obligue a pedir perdón a las fuerzas Aérea y de la Armada y al líder máximo de la conferencia episcopal de la iglesia católica. Es más , Francisco debería ordenar que Poli pida perdón por esta abominación de la iglesia católica ; de las tantas en el continente originario y el Caribe .
    Es un día de una profunda tristeza .
    Es como el bombardeo de Guernica , inmortalizado por Picasso .

  2. Excelente y dolorosa reflexión sobre nuestra historia , es bueno recordar semejante atrocidad para entender las miserias de muchos en el presente. También es importante hacer saber a quienes hoy tienen sus ojos cerrados , que fue el bombardeo , no solo se bombardeo la plaza , dicho así y del modo en que muchas veces lo presentan , parece un hecho menor. Una plaza en definitiva es sólo una manzana sin edificaciones… Ese día se bombardeo Buenos Aires , no solo la plaza , se ametrallo el Congreso , el edificio de la CGT , la avenida de mayo , se bombardeo el Gasómetro de general Paz y constituyentes … Buscando con su eventual explosión barrer los barrios obreros a su alrededor , la barbarie voladora y el odio descargado fue mucho más que solo la plaza y los muchos mártires de aquel día , gente del común , gente de trabajo , gente buena … Pero también ese día se truncaron otras muchas vidas que también deben recordarse y homenajearse , hubo heridos y mutilados a los que les fueron arruinadas sus vidas y parece que tampoco hoy tomamos dimensión cabal de la tragedia , es sin lugar a dudas un crimen de lesa humanidad , absolutamente impune , ni siquiera pesa en la conciencia de los catedráticos de derecho , que lo olvidan sistemáticamente , es el mejor ejemplo de como ya desde siempre , la oligarquía , sus jueces , sus sacerdotes y sus asesinos se ensañan con nosotros. La tarea es hacer abrir los ojos a los que hoy no comprenden que los partidos de derecha son la expresión actual de los asesinos voladores , mientras sigan creyendo que por votar esa gente , pertenecen a su clase social , mientras sigan creyendo que los términos trabajador y negro , significan lo mismo , mientras siga el clasismo de estos oligarcas pobres , seguirán cayendo bombas sobre Buenos Aires , es indispensable hacer saber la verdadera magnitud de esa atrocidad , la línea histórica que enlaza , el atentado en el subte de 1953 , el bombardeo del 55 , el cañoneo de mar del plata , los fusilamientos del 56 , las 30.000 vidas que se cobro la última dictadura y el actual intento de someter por hambre a nuestra gente , eso es y eso fue el bombardeo. Gracias infinitas por la nota .