Categorías
Política internacional

Estás confundida, Forbes

Forbes, la revista de los ricos, nos dice que “el poder es femenino”, para presentar en su tapa la cara un tanto occidentalizada de Janine Añez, la presidenta de facto de Bolivia. La misma que emergió de la nada cuando la policía se autoacuarteló, cuando los comandos civiles dirigidos por El macho Camacho ya habían salido a cazar funcionarios del MAS y las familias del presidente Evo Morales y su vicepresidente Alvaro García Linera estaban amenazadas físicamente. El poder no es femenino en Bolivia. El poder es fascista.

No alcanzó el cerco mediático y vimos el salvajismo militar contra los aymaras de Senkata y otras localidades. Vimos como a otra mujer, la alcaldesa de Vinto, el día del golpe, esas hordas fascistas la atacaban, le cortaban el pelo, la teñían de rojo, la humillaban y la obligaban a arrodillarse. Vimos todo, Forbes. Vimos cómo bajo la presidencia de facto de Añez, las fuerzas de seguridad ni siquiera dejaron a los familiares despedir a sus muertos y eran gaseados, mientras los ataúdes volaban por al aire. Lo vimos. Escuchamos a Añez dar un discurso “feminista” y “contra la no violencia contra las mujeres” el 25 de noviembre. Es tal su descaro.

Forbes, Añez llama “mujeres” a las mestizas y a las blancas. Las mujeres indígenas están siendo avasalladas.

Forbes, bajo el gobierno de facto de Añez están prohibiendo la presencia en los espacios públicos de las mujeres de pollera, porque los indígenas, mujeres y varones, son considerados menos que humanos en Bolivia.

Forbes, bajo el gobierno de facto de Añez ni mujeres ni varones pobres tienen acceso a la justicia, y a los heridos de bala de plomo durante las represiones no dejan que los atiendan los servicios médicos.

Forbes, Añez es cómplice de más de treinta asesinatos cometidos dentro del marco de delitos de lesa humanidad. El poder “no es femenino”. El fascismo boliviano puso a una mujer para que revistas como Forbes hagan títulos como éste y oculten crímenes que tarde o temprano serán juzgados. Añez es una vergüenza no ya de género. Es una vergüenza de la especie humana.

Categorías
Política internacional

Primero golpearon al indio

Estamos pasmados por lo vertiginoso del golpe en Bolivia. Se pueden hacer muchas lecturas en distintos niveles, porque es el un hecho tan grave y tan salvaje, que lleva a Bolivia rápidamente al borde de una guerra civil, como la que vienen intentando hace décadas en Venezuela. La ultra derecha, porque ya es hora de que le llamemos a lo que vemos por su nombre, vino a matar.

Es un streap tease que están haciendo los presidentes que, como en de Argentina todavía, usaron eufemismos que negaron el golpe. Dicen lo mismo que Camacho. Lo mismo que Trump. Lo mismo que decían los Bush cuando tenían en la mira a algún país de Asia o Africa. Lo mismo que escuchamos cien veces que vimos que era todo mentira, que son canallas que quieren a América para los americanos y creen que ellos son los americanos.

Y no. Nunca fue América de Estados Unidos ni lo será. No es casual que hasta el autollamarse “americanos” sea un síntoma de delirio que hemos incorporado. Incorporamos demasiadas cosas de ese país que nunca nos quiso. Estados Unidos no quiere a nadie, ni siquiera a su propio pueblo. Se cohesiona con las guerras. Se siente nación cuando los muchachos van al frente. Y en el frente hacen barbaridades que deberían avergonzarlos.

El golpe en Bolivia fue contra un indio. Por lo que vemos de los bárbaros que se hicieron con el control del país, son hordas de fanáticos terroristas cuyas acciones la televisión no pasa y los diarios no detallan. El odio que sienten por la población indígena es inexplicable si no se entra al túnel nauseabundo del racismo. Es increíble el abismo que nos separa de ese tipo de gente, cuando lo que vemos nosotros al ver a esos cholos y cholas llorando por sus viviendas incendiadas nos parte el alma. Evo logró darles educación. Razonan y argumentan mil veces mejor que esos anabolizados que levantaban un cristo junto con sus armas y quemaban wiphalas.

El golpe de la ultra derecha fue contra el indio, contra el más notable, contra el que logró cosas que los canallas de Bolsonaro, Macri, Duque y toda la comparsa trumpista no pudo porque no quiso. Evo gobernó para los bolivianos. Para el pueblo que esas clases medias mestizas detestan, como en Jujuy la detestaban a Milagro. Y de paso, el recuerdo, el señalador: la primera presa política que eligió Macri fue una coya. Las operaciones más flagrantes de Patricia Bullrich fue contra los mapuches. Los indios les molestan a las corporaciones porque quieren la tierra y los recursos que ellos no soltarán sin lucha. Los indios de la Amazonía, los de Chile, los de Colombia, todos molestan y por eso los matan.

El primer golpe fue contra un indio. Pero conviene recordar que les molestamos todos. Mientras siga desarrollándose aceleradamente esta fase nueva que fue generada en el norte, veremos más racismo. Están viendo si en vez de movilizar a sus muchachos pueden resolver el problema dejando que los bárbaros de los comandos civiles les hagan el trabajo.

Categorías
Política internacional

Se robaron la perla cultivada

El golpe de Estado al estilo tradicional que tuvo lugar hoy en Bolivia indica que Estados Unidos concluye que ha terminado la fase de ganar por las urnas. Se terminó la Bolivia que durante trece años fue la perla cultivada de la región. El mejor gobierno de su historia. El mayor empoderamiento histórico de la población indígena, su aplastante mayoría, en un país que ya tuvo un presidente que sólo hablaba inglés. La paz, la no violencia en nombre de la cual renunciaron Evo y García Linera, debe ser la clave, el anhelo y la bandera de los nuevos organismos que surjan. Nos es indispensable la cláusula democrática fundante de la Unasur, para vivir en una región en la que no sea reconocido ningún gobierno como el que habrá en Bolivia ahora. No tienen derecho. Y es al Estado de Derecho al que habrá que defender como nuestra Bastilla. Hoy es un día de luto para las democracias del mundo.
Sabremos quién es quién cuando se comience a saber qué país (qué gobierno) reconoce al engendro que surgirá en Bolivia después de días de linchamientos, incendios a familiares del presidente, golpizas organizadas por comandos civiles y mercenarios. El mundo civilizado debe reaccionar en consecuencia.
Para millones, Evo Morales ha sido un enorme ejemplo de lo que puede anidar en un pueblo siempre despreciado, y que se convirtió en un el país más desarrollado de la región, con índices de calidad de vida ineditos. Evo redimió 500 años de injusticia. Evo será reivindicado hoy y siempre. Viva Evo.

Categorías
Política

La región en peligro

En Colombia matan a más de un líder social por día. En Bolivia la derecha hoy ha secuestrado a la alcaldesa de Vinto para pegarle, cortarle el pelo, teñirla y humillarla. En Chile Piñera sigue dejando que los carabineros violen mujeres y homosexuales, que tire a la cara de los manifestantes y que atropelle y mate peatones durante el toque de queda. Nada de esto tiene que ver con la democracia. Nunca hubo derecha democrática. Son los mismos asesinos de siempre. Las mismas élites de mierda que nos han oprimido desde hace siglos. Critican a los pueblos por sus formas y ellos tienen la forma del verdugo, del cagón, del vende patria con los dólares en off shores. Hay cosas que no se pueden resolver con diálogo. La región necesita autoprotegerse unida porque está siendo atacada por un nuevo shock de violencia. Necesitamos urgente nuevos organismos internacionales que no interfieran, como la OEA acaba de interferir en las elecciones bolivianas. Ningún país de los nuestros se salvará sólo. Hoy es la derecha corporativa y salvaje la que nos obliga a volver rápidamente a la patria grande, con nuevos aliados geopoliticos. Estamos en el laberinto. Se sale juntos o no se sale.