Dejámelo Pensar: Sandra Russo en Del Plata

De Lunes a viernes de 20 a 22 por @RadioDelPlata. #DejámeloPensar: Programa 13

Un comentario

  1. Programa cautivante .
    Editorial encendida . La inevitable carga de dramatismo que refleja la conductora, es producto de que Caba está siendo gobernada por un psicópata amoral; y además la vacunación es muy lenta . Si la conductora viviera en Resistencia ya hubiera Estado recontra vacunada, aunque destacó que según tapa del principal diario de la ciudad , la mitad de lxs mayores de 60 no se fue a vacunar . Es gente estupida . Seguramente influyen los medios .
    Retomando , la editorial se engarzo magistralmente con el gran aporte de Elbaum acerca de Freud y El Malestar de la Cultura , y su idea culmen de dos fuerzas contrapuestas universales: Eros y Tanatos . Vida y Muerte .
    La entrevista a De la Serna , extraordinario . Adhiero fervientemente a la Teologia de la Liberacion . Leí el libro de Gustavo Gutierrez .
    Lo relacionado con los ricks de escritura , excelente. Muy bueno lo del escritor pakistani, y las apasionantes derivaciones e implicancias a las que nos conduce la conductora. Su didáctica es apasionante . Transforma la función de escribir en un cuento fantástico , onírico, lúdico, de placer vital .
    La entrevista a la funcionaria educativa de Santa Cruz , alertando sobre la opereta insidiosa y maléfica de Clarin , magnifica. Dialogo fluido y abarcativo .
    Las reflexiones finales de la conductora y Elbaum, vibrantes , sonoras.
    Es difícil sustraerse a la indignación, , cuando se sufren injusticias evitables , pasadas y presentes ; pero cuando se decidió darle a la propia vida un sentido misional , profético, de denuncia , estos vueltos son inevitables . Lxs mediocres vuelan bajo ; por eso eligen las carreras pedestres; lxs elevadxs vuelan alto; por eso escogen las carreras espaciales.
    Admiro el optimismo, casi kamizake , de Elbaum. Lo envidio.
    Son dos horas bellas .
    No puedo pasar por alto la ubicación extrema , siempre acertada , de Fabiana García. Un relojito suizo .

Deja un comentario