Pandemia y racismo

"No puedo respirar", dijo George Floyd poco antes de ser asesinado. La cultura violenta, guerrerista y supremacista le sigue privando la respiración a cientos de millones en todo el mundo. El ahogo se hace insoportable. Es hora de desarmar el mito del gran sueño americano.

2 comentarios

  1. Brillante , como siempre.
    Ojalá este cimbronazo perdure y logre cambios estructurales en ese país tóxico.
    Y que el mundo deje de subyugarse por EEUU .

  2. Grandioso cómo siempre Jorge. … comparto y condivido, solo que, este tipo de comentarios al ( Cesar ) le molestan y mucho… Un gran abrazo

Deja un comentario